Todas las deudas son urgentes, pero ¿cuál debes pagar primero?

 

Si tienes que recortar gastos en comida, no te queda dinero para ahorrar a final de mes, sólo haces el pago mínimo en tu tarjeta de crédito y al comparar la deuda que tienes en relación con tus ingresos te das cuentas que tienes déficit; es buen momento para preocuparte porque tienes problemas con las deudas. Ahora bien, ¿no sabes cuál deuda debes comenzar a pagar urgente?

Si tienes muchas deudas y quieres salir pronto de ellas, recuerda que todo es parte de un proceso. Lo principal es tener paciencia, porque no será algo de lo que puedas desocuparte rápidamente. Luego, deberás centrarte en las que son más urgentes y pueden generarte mayores consecuencias.

Es así como te aconsejamos varios tips para que puedas ver la realidad de tus deudas y salgas airoso de ellas, sin que te veas afectado por los impagos.

 

Caracteriza tus deudas

Haz una lista con todas tus deudas, pon la cuota que pagas mensualmente, así como la tasa mensual. Luego de esto, piensa cuál es esa “deuda buena” que adquiriste para pedir o comprar cosas que le permiten aumentar tu posición financiera, como la educación y la casa; entre otras, que tienen unos plazos regulares y unas tasas manejables.

En tanto, aclara tu “deuda mala”, que por lo general tiene que ver con la tarjeta de crédito o el crédito de consumo. Según los expertos, de esta en la que hay que deshacerse primero.

 

Deuda garantizada

Algunas deudas están garantizadas por una propiedad, lo que significa que si dejas de pagarlas, puedes perder el bien en cuestión. En el caso de las hipotecas, por ejemplo, el banco te puede forzar a vender tu casa. Si dejas de pagar el préstamo del auto, puede que te quedes sin él. Dado que este tipo de deudas están ligadas a grandes bienes, es importante priorizar el pago de estas.

 

Deuda no asegurada

Las deudas que no están aseguradas acarrean más riesgos para el prestamista, ya que no hay manera de recuperar el dinero si se no se cumplen. Por ello, tienen un tipo de interés más alto. En este grupo, se encuentran las tarjetas de crédito o la mayoría de los créditos bancarios y los préstamos entre particulares.

 

Deuda prioritaria

Existen una serie de deudas cuyo impago puede provocar la restricción en el disfrute de algunos servicios básicos, como la alimentación, la electricidad, el agua potable, que de entre los servicios estos son imprescindibles. Cada una de las deudas genera diferentes sanciones. Así que esas facturas también son una prioridad.

 

Todas las deudas son importantes, pero ya has visto que algunas deben pagarse con urgencia. Una vez que reconoces todo lo que implican tus deudas, puedes empezar a definir cómo debes pagar y de cuáles debes deshacerte primero.

Si tu principal problema de deudas tiene que ver con las tarjetas de crédito, en Respaldo a tu Deuda, tenemos un programa especialmente diseñado para ayudarte a recuperar la libertad de tus finanzas. ¡Contáctanos y te daremos toda la información!

 

Déjanos tus datos para recibir información de nuestro programa de liquidación de tarjetas de crédito

Noticias relacionadas