¿Te preocupan las deudas? Cambia de actitud

 

¿Los cobradores te buscan por todas partes? ¿Sientes que estás en un abismo al que vas cayendo cada vez más a lo profundo? ¿Vas teniendo menos confianza en ti para salir de esta situación? Pues no eres el único, la mayoría de las personas que tienen deudas sufren una gran pérdida de autoestima.

Y es que las deudas destruyen el amor por uno mismo, pues el daño que causan siempre afecta a todas las facetas de nuestras vidas. Nos deprime y no nos deja avanzar.

Pero no todo está perdido. Cuando adquieres conciencia sobre la realidad que estás viviendo, comienzas a tomar acciones para resolver la situación que te afecta. Para ordenar tu vida, dar el primer paso es cuestión de actitud. Sé responsable, toma las riendas y actúa. ¿No sabes cómo? Atiende las siguientes  recomendaciones.

-Primero que todo, ten actitud positiva. La vida está hecha de actitud y una de las cosas que causa que el dinero sea un problema en tu vida es que tú lo ves así. Concéntrate en la frase positiva que más te guste y piénsala hasta que genere paz y ánimo en tu vida. Verás el efecto positivo. Todo parte y emana de nosotros mismos, si nos encontramos bien en nuestro ser interior nos protegeremos de las presiones externas, lo que nos ayudará a encontrar fácilmente las vías de solución. Por ello, ante las deudas, es fundamental no ser pesimista, sino todo lo contrario, optimista para así poder proyectar energía positiva del exterior lo que te ayudará a recibir lo que irradias.

-Reconoce el problema. Comienza por enfrentar que muchas veces estás envuelto en deudas porque gastas más dinero del que tienes. Pero has encontrado una manera de salir y puedes seguirla. Puedes controlar tus gastos, hacer un plan y poco a poco salir de la deuda. Con esto, lo importante es tomar disciplina y establecer entre 30 y 60 minutos a la semana para hacer frente a tus finanzas, tal como si se tratara de una cita médica, lo que implicará ver tus facturas, establecer un presupuesto y sumar sus deudas.

-Piensa en riqueza, no en deudas. Si ya vas a pasar gran parte de tu tiempo pensando en dinero, hazlo de manera positiva. Planear ganar dinero te lleva a ser más creativo, mientras que frustrarte con las deudas sólo te apaga. Del otro lado del espectro de la deuda está el bienestar financiero. Por supuesto, ganar dinero es una experiencia más positiva que lidiar con deudas infinitas. Cuando enfocas tu cerebro en generar un patrimonio, lo encaminas a pensamientos de prosperidad y poder.

-Deja de compartir las deudas. Los pensamientos tienen poder y las palabras también. Si te la pasas quejándote de tus deudas con los demás, no atraerás a las personas que puedan ayudarte a generar los ingresos que necesitas. De nuevo, no se trata de ignorar las deudas si no de darles su peso justo en tu vida.

-Vive para lo que te hace feliz. La mayoría de la gente vive para cobrar la quincena y pagar cuentas. Son esclavos de la vida y del dinero. ¿Quieres cambiar esta realidad? Empieza a valorar qué cosa te haría en verdad sentir feliz, visualízate como alguien que más adelante te gustaría ver, si tienes imágenes mentales de abundancia y realización, cada día de tu vida será el mejor, por más obstáculos que tengas.

-Deja de pensar en las deudas y carencias. Esto sólo te hará sentir exactamente así, en carencia y limitación. Si deseas generar dinero, enfócate en la abundancia, aunque tengas sólo muy poco en tu billetera, mientras tengas un centavo, eso puede multiplicarse en mucho, si tienes paciencia y fe. Deja de pensar en el dinero, en la carencia y en lo que no tienes o te falta. Usa esa energía para pensar en lo que realmente quieres hacer. Sanará tu vida y principalmente tus finanzas.

-Confía en ti. Todo lo grandioso comienza con una actitud de confianza, paciencia y buena cara. Sí realmente deseas vivir sin ahogos económicos, realmente disfrutando y aventurándote en la vida, necesitas trabajar por conseguir lo que sueñas. Si estás en el lugar donde te sientes contento y estás creciendo, todo lo demás fluirá por añadidura. Tomarás acciones y trabajarás por conseguir tus metas.

Las situaciones difíciles no se arreglan por sí solas. Si quieres salir adelante debes actuar, debes impulsar los cambios en la vida, la pasividad y el victimismo no arreglan nada.

Desde Respaldo a tu Deuda te aconsejamos que ante problemas de deudas busques soluciones rápidas, prácticas y confiables. Ese es nuestro trabajo. ¡Contáctanos y te ayudaremos a salir de las deudas! ¡Déjalo en nuestras manos!

 

Déjanos tus datos para recibir información de nuestro programa de liquidación de tarjetas de crédito

Noticias relacionadas