¿Qué sucede cuando mis ingresos pasivos superan mis gastos?   

Los ingresos pasivos son aquellos que llegan a tu cartera sin necesidad de que les des un seguimiento constante, como a un trabajo de oficina común.  

ingresos,egresos,gastos,pasivos,dinero,finanzas,ahorro,inversión,trabajo,ganancias, ingresos pasivos

Estos ingresos se generan mediante fuentes de inversión que sólo implicaron una o dos acciones iniciales de tu parte. Por ejemplo: la renta de un terreno o inmueble, inversiones en alguna otra empresa, o las ganancias de una máquina dispensadora de alimentos en alguna universidad. 

Todas estas ganancias implican que, en un inicio, tú pongas una fracción de tu capital. Sin embargo, los ingresos pasivos comenzarán a generarse cuando, con el paso del tiempo, recuperas tu inversión y tus ganancias aumentan. 

Si bien tendrás que dar algo de mantenimiento a tus fuentes de ingresos, no requieren tu presencia ni atención en tiempo completo. 

¿Tú ya generas ingresos pasivos? Si no lo has hecho, ¡qué estás esperando!  

A continuación, te presentamos algunas de las razones por las cuales tus ingresos pasivos podrían cambiar tu vida y convertirse en una fracción muy importante de tus finanzas: 

Hábitos de ahorro 

Estar en esta situación es una excelente oportunidad para educarte en cuanto a tus comportamientos financieros, y generar hábitos de ahorro que podrían serte muy útiles y beneficiosos por el resto de tu vida. 

Independencia financiera 

Si en algún momento, tu trabajo deja de rendir sus frutos financieros, ya no tendrás por qué preocuparte. Cuando tus ingresos pasivos comienzan a aumentar hasta superar tus gastos, siempre tendrás un colchón de dinero que te respaldará en caso de que te llegue a faltar capital. 

Mientras que, siempre que tu trabajo siga generando buenos ingresos, no tendrás que trabajar principalmente por necesidad, sino por gusto. Lo que nos lleva al siguiente punto… 

Disfrutar más tu trabajo 

Gracias a que ahora tus ingresos pasivos son capaces de mantenerte sin problema alguno, el trabajo dejará de ser una frustrante obligación para convertirse en un pasatiempo más agradable. 

Te recomendamos que no dejes de trabajar, para que tu fondo de ahorros siga creciendo constantemente. Sin embargo, podrás reducir la carga de trabajo y las horas que le dedicas, y así pasar más tiempo con tus seres queridos.  

Incluso, si tu empleo no te hace feliz, finalmente podrás dejarlo y buscar algo que, aunque te genere menos ganancias, te resulte más cómodo, agradable y divertido. 

Estar preparado para tu retiro 

Ya que has podido llegar a un punto de tu vida donde tus finanzas te permiten vivir tranquilo y libre de deudas, podrás comenzar a ahorrar con mayor facilidad y rapidez en un fondo destinado específicamente para el momento de tu retiro. 

Cuando llegues a una edad determinada, ya no querrás seguir trabajando debido al cansancio físico y mental que ocasiona la acumulación de los años de trabajo constante. 

Además, quizás podrías retirarte más joven de lo que planeabas hacerlo desde un principio; para tener tiempo suficiente y condiciones óptimas para viajar, divertirte y pasar tiempo de calidad con tus seres queridos. 

Tus ingresos pasivos sólo llegarán a superar tus gastos si te comprometes a establecer un límite en tus egresos, y a reservar una parte de tus ingresos exclusivamente para invertirlos y aumentar tus ganancias. Para ello, deberás de ser muy responsable, disciplinado, paciente, y tener una gran fuerza de voluntad. 

No será fácil, pero ¡vaya que es posible! 

 

Noticias relacionadas