Si te agobia no poder pagar tantas deudas… ¡Piensa en reunificarlas!

 

La reunificación de deudas puede ser una solución efectiva para mejorar los problemas financieros, ya que permite afrontar de mejor manera las deudas. No hay una fórmula correcta para escoger un método de refinanciación ya que todo depende de las preferencias del usuario y las opciones que ofrezca el mercado. Sin embargo, si estás buscando organizar tus finanzas, unificar las deudas resulta una buena alternativa.

Recuerda que si quieres tener unas finanzas personales completamente saludables, mantener una vida repleta de deudas por diferentes conceptos no te permitirá alcanzar tu objetivo.

Tomar la decisión de reunificar las deudas tiene mayor sentido cuando dispones de varios créditos o préstamos activos al mismo tiempo y con distintas tasas de financiamiento. Con esta opción acabas pagando menos intereses.

 

¿En qué consiste?

La reunificación de deudas suele consistir en una amplificación de tus préstamos existentes o la adquisición de un nuevo préstamo con una sola tasa de interés. Con los nuevos fondos liquidarás todos los saldos pendientes del resto de tus préstamos u obligaciones, pero a unos intereses inferiores, con lo que lograrás ahorrar dinero en tus pagos mensuales.

 

¿Cómo funciona?

La reunificación de deudas es una posibilidad para conseguir dinero rápido que cubra todas las deudas pendientes. Se trata de una operación financiera que unifica todos tus préstamos y créditos en una sola obligación, consiguiendo así unos intereses más rentables. Con la reunificación acabas pagando una sola cuota inferior a la suma total de todas tus otras deudas.

En otras palabras, reunificas los préstamos y créditos abiertos a tu nombre y con ello gozas de la comodidad de sólo tener una única cuota que pagar en vez de varias. Además, la reunificación te permite devolver tu deuda en un plazo que se adapte a tus necesidades específicas.

 

¿A quién acudir?

La opción a la que más recurren la mayoría de las personas es a las entidades bancarias, ya que les aporta una mayor confianza. Sin embargo, también es la que tiene las condiciones más duras para la concesión de la reunificación. Otras opciones para pedir la reunificación de deudas es recurrir a otras instituciones financieras, que suelen tener una mayor flexibilidad. En el caso de los préstamos privados, es muy recomendable informarse bien de todas las condiciones.

 

También hay que hacer un análisis detallado antes de la reunificación de distintos aspectos, como el tipo de deudas, el plazo de amortización de nuestros préstamos y los tipos de intereses; asegurándote de esta forma que podrás beneficiarte económicamente de la reunificación.

En Respaldo a tu Deuda somos especialistas en reunificar las deudas que tienes en tus tarjetas de crédito, sumando todos los saldos y negociando por ti ante los bancos. Además, con nuestro programa de ahorro podrás cancelar esas deudas con un descuento de hasta 80% y recobrar tu libertad financiera. ¿Te interesa? ¡Contáctanos y te asesoraremos!

 

Déjanos tus datos para recibir información de nuestro programa de liquidación de tarjetas de crédito

Noticias relacionadas