Sal de tus deudas con una estrategia efectiva de pagos

 

¿Tienes tantas deudas que no sabes cuál comenzar a pagar? ¿Cada mes te quedan pagos pendientes porque no puedes organizarte? No creas que eres la única persona que se siente perdida en medio de sus deudas. ¡Anímate! Para gente como tú hay una luz al final del túnel: definir estrategias para planificar los pagos.

Sin lugar a dudas el pago de las deudas es un compromiso ineludible que tarde o temprano deberás realizar, porque lo normal es que devuelvas el dinero que te dieron prestado; así como pagar el producto o servicio que adquiriste, hasta quedar libre de deudas. Existe siempre una manera de pagar las deudas en forma organizada y planificada.

Entonces ingéniate una estrategia que además de ayudarte a pagar más rápido, te permita sentir tranquilidad. Para llevar a cabo este plan, es necesario que se dé el tiempo, tengas disposición y seas constante.

El primer paso para establecer las estrategias implica escribir la totalidad de las deudas que tienes en este momento, dejar de recriminarte por acciones del pasado y comenzar por elaborar un plan de acción que te permita cumplir con el plan de pagos.

 

Descubre tu capacidad de ahorro

Lo ideal para comenzar con un plan de pago efectivo sería que además de cumplir con tus gastos y pagar tus deudas, ahorraras también un 10% de tus ingresos para cubrirlas más rápido.

Si crees que no puedes lograr esta meta, revisa cuánto destinas al gasto hormiga como cafés matutinos, cigarros o salidas con los amigos. Reduce el dinero que gastas en este rubro y verás cómo tendrás más capacidad de ahorro. No se trata de que dejes de divertirte, pero sí hacer algunos sacrificios para lograrlo.

 

Manos a la obra

Si ya decidiste planificar tus pagos y salir de las deudas organizadamente, las siguientes sugerencias te ayudarán a hacerlo con mayor claridad:

  • De cada una de las deudas que tienes, especifica cuánto tiempo te falta para pagarlas. La forma en que puedes saberlo es dividiendo el saldo total del crédito entre el pago mensual o el mínimo obligatorio.
  • Haz una lista y enumera las deudas empezando por la que tiene menos tiempo para pagarla totalmente, hasta llegar al último número de la lista que será el crédito de mayor plazo.
  • Ahora cubre el pago mínimo de todas y cada una de las deudas como lo ha estado haciendo. Pagarás la mensualidad mínima además de lo que lograste ahorrar para la primera deuda, lo mismo harás mes con mes con las otras deudas hasta que pagues totalmente todas.
  • Realiza una tabla en Excel o en papel con el total del monto adeudado. Una manera fácil de hacer esto es dibujar 13 columnas y unas 13 o más filas. La primera columna dirá “Deuda Pagada” y las 12 siguientes columnas los meses, de enero a diciembre, listados en la parte superior de la tabla.
  • Escribe el total de tu deuda al final de la primera columna. Luego escribe los montos de la deuda de abajo hacia arriba en esa misma columna de manera que el monto sea más pequeño cada mes hasta terminar en cero en la parte superior. Cada mes, después de pagar el monto estipulado, colorea el nuevo saldo a medida que la deuda va disminuyendo. Coloca la tabla en un lugar donde puedas verla con frecuencia.
  • Una vez cubiertas todas tus deudas, ahora ya tendrás la oportunidad de ahorrar ese 10% que tanto requerías en un principio para comenzar tu plan. Además ahora gracias a tu esfuerzo y constancia, has logrado acumular un dinero que puedes utilizar para ahorrar e invertir y así obtener más beneficios.
  • Cualquier dinero extra que sea un imprevisto o que te “caiga del cielo”, como una devolución de impuestos, comisiones o bonificaciones, utilízalo para disminuir el pago de la deuda más rápidamente, así sea sólo una pequeña cantidad.

 

Si llevas a cabo este plan sólo recuerda que no debes desesperarte ni poner como primera deuda la que tiene un interés más alto, lo importante es que uses tus recursos para pagar las deudas con el vencimiento más corto, de tal forma que poco a poco logres salir de las demás.

Sabemos que las deudas pueden convertirse en el peor dolor de cabeza en tu vida, pero en Respaldo a tu Deuda somos especialistas en aliviarte este mal. Si tienes dificultad para pagar tus tarjetas de crédito podemos ayudarte y conseguirte hasta un 80% de descuento. ¡Contáctanos y te diremos cómo!

 

Déjanos tus datos para recibir información de nuestro programa de liquidación de tarjetas de crédito

Noticias relacionadas