¿Quieres saber si eres deudor compulsivo? ¡Sigue leyendo!

 

Desear tener algunas cosas que satisfagan tus necesidades, es apenas normal. El problema se presenta cuando comienzas a adquirir de todo a crédito, sin pensar en tu capacidad de pago. Es así como llenarse de deudas sin medida, puede convertirse en una adicción. Así nace la figura del deudor compulsivo, que surge de una ansiedad que no ha sido controlada y que es necesario atender.

El primer paso para llegar al extremo de ser un deudor compulsivo es no tener dominio de su situación financiera. Además, existen otras tantas condiciones que se van sumando hasta formar el perfil de la persona que disfruta de endeudarse, a veces sin saberlo.

 

Identificando el perfil

Entre las características que definen a un deudor compulsivo se encuentran:

-Pedir prestado. Con frecuencia piden “préstamos” a los amigos u otros allegados y no devolverlos, aunque sólo se trate de pequeñas cantidades de dinero.

-Débiles hábitos de ahorro. No planifican los impuestos, jubilación u otros elementos no recurrentes pero predecibles. No piensan en un fondo para imprevistos.

-Buscar status superior. Sienten diferente al comprar a crédito, como si le aceptaran en un club exclusivo. La sensación no es la misma que cuando paga en efectivo.

-Compras compulsivas. No pueden despreciar una “buena oferta”. Hacen las compras impulsivas, sin importar que ya tengan ese producto.

Búsqueda desesperada de ingresos. Trabajan horas extras para ganar dinero adicional y así para pagar a los acreedores. Usan del tiempo de forma ineficiente, haciendo trabajos por debajo de su capacidad y nivel de educación.

-Protección milagrosa. Mantienen la esperanza de que alguien se hará cargo de sus deudas. Se sienten protegidos para no caer en serios problemas financieros, porque creen siempre habrá alguien para resolverlo.

Luego de conocer el perfil del deudor compulsivo podemos confirmar que este es un tema bastante serio que afecta a toda la familia, quien lo padece llega a sufrir de enfermedades físicas y psicosomáticas. Aunque las personas deudoras se pueden identificar con estas características, los estudios psicológicos concluyen que no son estafadoras, por el contrario son afables, agradables y queribles.

Debido a esta realidad y para brindar apoyo, nace Deudores Anónimos, una comunidad de hombres y mujeres que unen su mutua experiencia, fortaleza y esperanza para resolver problemas comunes y ayudar a no incurrir en deudas sin garantía, es decir con pocas posibilidades de poder ser pagadas. En muchas ciudades de México tienen una sede.

 

Si te has identificado como un deudor compulsivo, busca ayuda con un profesional y toma la determinación de cambiar. Trabaja en recuperar la tranquilidad en tu vida, comienza por controlar tus finanzas.

Si precisamente tienes problemas para pagar las deudas de tus tarjetas de crédito, en Respaldo a tu Deuda podemos ayudarte a resolver esta situación. ¡Contáctanos y pregúntanos cómo!

 

Déjanos tus datos para recibir información de nuestro programa de liquidación de tarjetas de crédito

Noticias relacionadas