¿Quieres organizar tus finanzas? ¡Aprende cómo, cuánto y para qué ahorrar!

 

Estar a cargo de una familia siempre te hace pensar en proteger a cada miembro ante cualquier eventualidad. En este caso es tan importante crear y mantener el hábito del ahorro, ya que debes contar con alguna cantidad que sirva de colchón y que te permita afrontar imprevistos. De esta forma, resulta fundamental que decidas cómo, cuánto y para qué ahorrar, para que puedas trabajar en alcanzar objetivos que te plantees.

Considera además, que esta práctica ayudará a que los más pequeños del hogar sigan este ejemplo y lo lleven a cabo con sus propias familias. Esta enseñanza te permite plantar en los niños la semilla de la organización y disciplina, conceptos que necesitará de adulto para mantener unas finanzas personales saludables.

 

¿Cómo comenzar?

Aprender a ahorrar dinero te provee en gran medida de la satisfacción de reflexionar y darte cuenta que aunque te límites de hacer varias cosas, esa decisión te ayudará a concretar un nuevo emprendimiento, llevar a cabo un proyecto personal o aprender otro idioma; entre muchas otras metas.

Para comenzar a crear este hábito, haz compras con dinero en efectivo y siempre guarda el cambio. Utiliza una alcancía para guardar esas monedas que quizás te parezcan algo insignificante, pero al acumularse en el tiempo podrán ayudarte a ahorrar. Si canjeas las monedas en el banco, deposítalo directamente en tu cuenta para que no sientas la tentación de gastar el dinero en efectivo.

 

¿Cuánto ahorrar?

Cuanto más puedas ahorrar será mucho mejor. Sin embargo, lo ideal es que puedas iniciar definiendo un porcentaje de ahorro mensual que, según los expertos en el tema, debe ser equivalente al 10% o 20% de tus ingresos. Si recibes una suma de dinero inesperada, deposítala toda o gran parte de ella en tu cuenta de ahorros, pero también sigue depositando la cantidad habitual.

 

¿Para qué ahorrar?

Un ahorro familiar podría tener muchos usos, por ejemplo, cubrir gastos médicos ante la eventualidad de un accidente. También puede usarse en el caso de quedarte sin trabajo y tengas que afrontar los gastos de la casa, para completar algún pago importante como la renta, colegios o útiles escolares; así como para el enganche de un auto o una casa.

Sin duda, contar con un ahorro familiar puede ser de gran ayuda cuando la familia merece momentos de diversión y esparcimiento, como las vacaciones anuales. Además, aprender a ahorrar te permite organizarte para ir saliendo de deudas, eso sí, con mucha disciplina.

 

La organización de los gastos y su control, serán aspectos fundamentales para que tengas un soporte financiero que te permita enfrentar las emergencias o lograr las metas. Comienza a ahorrar y aporta en función de tus objetivos.

En Respaldo a tu Deuda, diseñamos un plan de ahorro que te enseña este útil hábito que además te permite salir de las deudas que tengas en tus tarjetas de crédito. ¡Contáctanos y te asesoraremos!

 

 

Déjanos tus datos para recibir información de nuestro programa de liquidación de tarjetas de crédito

Noticias relacionadas