Pequeña guía para aprender de tus errores financieros

Es normal y completamente aceptable que cometamos algunos errores que nos provoquen grandes pérdidas o problemas, especialmente si hablamos de nuestras finanzas. 

errores financieros

En el plano general, lo mejor que podemos hacer cuando cometemos un error, es aprender del mismo y hacer todo lo posible por no volver a caer en las mismas equivocaciones.  

A veces puede resultar difícil aprender de los errores, pues muchas veces no sabemos con precisión qué fue lo que falló y el por qué. Por ello, el día de hoy queremos brindarte una pequeña guía que te pueda ser de gran utilidad para aprender de tus errores financieros. 

1. Analizar 

Tienes que sentarte y pensar con calma en absolutamente todas las pequeñas acciones que conllevaron a que cometieras una equivocación. Es importante que analices cada una de ellas para que puedas discernir, poco a poco, en qué detalles pudiste haber hecho algo mejor, o de una manera diferente. 

Tal vez fue sólo un pequeño error, o quizá una acción inoportuna desató una cadena de sucesos que resultaron poco favorables para tu bienestar financiero. 

Una vez que hayas analizado cada una de estas acciones y descubierto cuáles de ellas te metieron en problemas, descártalas de tu próximo plan y asegúrate de no volver a cometer los mismos errores. 

2. Reestructurar y hacer cambios 

Ahora que has comprendido cuáles fueron las etapas anteriores que ocasionaron resultados desfavorables en tus finanzas, será momento de que te olvides de ellas y lo intentes de nuevo. 

Reestructura tu plan anterior, o de ser necesario, comienza desde cero. Puede ser que también descubras que algunas acciones fueron buenas, y decidas hacerlas exactamente de la misma manera; pero también es posible que cometieras un error desde el principio y que a partir de él nada saliera como te hubiera gustado. 

Atrévete a hacer cambios, a experimentar nuevas ideas y a innovar en tus procesos. Simplemente procura informarte muy bien cuando estés renovando tu plan, para no dejar cabos sueltos y que todo resulte de la mejor manera posible. 

3. Ser selectivo 

A partir de ahora sé más cuidadoso con las decisiones que tomas. Un aspecto imprescindible acerca de ser cuidadoso es seleccionar de manera más meticulosa y premeditada la manera en la que emplearás tu capital financiero.  

Es decir, que elijas con mayor cautela en dónde pondrás tu dinero y en qué cantidad lo harás; tomando en cuenta cuál es el costo-beneficio, y cuáles podrían ser tus máximas ganancias o pérdidas a partir del gasto, inversión o fondo de ahorro en el que desees involucrarte. 

4. Diversifica 

En lugar de invertir todo tu dinero en un solo lugar, invierte en diversas partes. Podrías poner una fracción de tu dinero en alguna acción más riesgosa, e invertir otro monto en diferentes cosas más seguras y estables. 

Este consejo también aplica al momento de ahorrar: no guardes todo tu dinero para una causa única. Mejor, crea varios fondos de ahorro y dale el seguimiento adecuado a todos ellos para que, en caso de una emergencia, situación especial o fecha importante; no tengas que gastarte el dinero que estaba destinado para la educación de tus hijos o para tu retiro. 

Siempre recuerda que lo primordial es que no te estanques en las malas situaciones que pudieran surgir a partir de algún error que hayas cometido; y tampoco deberás de hacer como si nada hubiera sucedido.  

La vida sigue, y lo mejor que puedes hacer es verlo como una experiencia y tomar nota de lo sucedido. No existen los errores, sólo las lecciones. El único error es no aprender nada. 

¡Recuerda que si tienes problemas de deudas en una o más tarjetas de crédito o departamentales, sea el nivel en el que te encuentres, tenemos una solución para ti. En Respaldo a Tu Deuda queremos apoyarte a recuperar tu tranquilidad financiera y por eso ponemos a tu disposición nuestro Programa de Reparación de Deudas. Mantente conectado con nosotros en Facebook y obtén más consejos para mejorar tus finanzas personales. 

 Si te interesa más sobre el tema continúa leyendo el artículo: Errores más comunes que debes evitar en la planificación financiera

Noticias relacionadas