¡Nunca es tarde para comenzar! Aprende a ahorrar después de la jubilación

 

Finalmente, llegó tu jubilación y debes comenzar a pensar que tu vida cambiará en todos los ámbitos, incluso en el económico. Aunque recibas una pensión que te permita vivir de una forma desahogada, debes ajustar los gastos. Es posible que quieras viajar alrededor del país o del mundo, o estés pensando en iniciar tu propio negocio. Si es así, necesitarás comenzar a ahorrar para extender tu capital.

Para todos es sabido que los deseos y necesidades de las personas cambian, algunas veces incluso en cortos períodos de tiempo. Entonces, puede ser que al principio estuvieses de acuerdo con quedarte en su casa para disfrutar de la jubilación, pero debes haberte dado cuenta que ese capital se te puede acabar.

Si decides comenzar a ahorrar en la llamada “tercera edad”, debes analizar detalladamente tus necesidades. Lo mejor es que redactes una lista en la que incluyas las cosas que realmente necesitas, como comida y medicinas. Luego, puedes ahorrar el dinero sobrante para imprevistos o destinarlo al ocio.

Lo siguiente que debes hacer es valorar diversos aspectos de tu cotidianidad, en donde seguramente descubrirás algunos puntos en los que puedes ahorrar.

 

En el hogar

Para ahorrar a diario, hay que ser muy cuidadosos en casa. Procura no dejar la luz encendida en la habitación que no estés utilizando. Desenchufa el cargador del teléfono cuando haya terminado de cargar la batería. Si tu televisión tiene un punto rojo cuando está apagada, reconfigúrala para evitarlo. Asegúrate de que los grifos quedan siempre bien cerrados e incluso cierra la llave de paso cuando no estés en casa.

Cualquier medida de ahorro en el hogar que se te ocurra, por pequeña que sea, irá directamente a favor de tu bolsillo.

 

Cuida tus gastos

También es importante que examines las compras innecesarias. Estas adquisiciones suelen reducirse una vez que se deja de trabajar. Haz uso de los descuentos para adultos mayores. Muchos negocios, incluyendo aerolíneas y restaurantes los ofrecen. Así que pregunta por ellos.

Algunos jubilados también gastan sus ahorros ayudando a miembros de su familia que están pasando por una situación económica difícil. Sin embargo, si tus metas de jubilación dependen de tu capacidad de guardar más dinero, recuerda que tus ingresos son restringidos.

 

Busca ingresos alternativos

Piensa si todavía puedes trabajar, ya que una manera fácil de guardar tu dinero luego de jubilarte es complementar tus ahorros. Si te sientes con energía y suficiente disposición, considera tomar un empleo o actividad de medio tiempo. Tu experiencia seguramente será atractiva para muchos empleadores. Asegúrate de escoger un trabajo que te guste y en el cual disfrutes invertir tu tiempo.

Otra alternativa que puedes valorar es si ya terminaste de pagar tu vivienda. Examina los costos de mantenimiento, en donde seguramente estás gastando mucho, sobre todo si tu vivienda en muy grande. Piensa en vender tu casa y compra un departamento económico, con el dinero que te sobre puedes hacer maravillas para la cuenta de ahorros de tu jubilación.

 

Como nunca es tarde para aprender, tampoco es tarde para ahorrar. Ahora que tienes más tiempo, pero menos recursos, así que es momento perfecto para que pienses en atender consejos que te permitan estirar el dinero que tienes y, de ser posible, aumentar tus reservas.

Como ya lo hemos platicado anteriormente, en Respaldo a tu Deuda queremos que adoptes el sano hábito del ahorro, serán muchos los beneficios que obtendrás. Si por otro lado, tienes dificultad para pagar las deudas de tus tarjetas de crédito, ¡contáctanos y te asesoraremos en cómo podemos apoyarte!

 

Déjanos tus datos para recibir información de nuestro programa de liquidación de tarjetas de crédito

Noticias relacionadas