No pagar tus deudas puede llevarte a la depresión… ¡Evítalo a toda costa!

 

Las deudas pueden enfermar a cualquiera, eso lo debes haber escuchado muchas veces. Y es que pensar en todo momento cómo harás para pagar tus deudas mes con mes, especialmente si es una gran suma de dinero, incide negativamente en tu salud emocional. Tanto así, que si no logras resolver esta situación podrías padecer de depresión. Sí, así como lo lees.

Si estás viviendo una depresión por deudas, lo primero que tienes que tener claro es que las deudas no generan la depresión. Es decir, no hay una relación causa efecto entre la falta de dinero y la depresión. Todo tiene que ver con cómo tu mente se lo toma y cómo afronta la situación. Por supuesto, la preocupación y angustia, innegablemente te elevan a este nivel.

La depresión no significa que te encierres en tu habitación a llorar todo el día. Tiene que ver con otro comportamiento errático y sin emociones positivas. No quieres socializar, no encuentras diversión en nada, sientes preocupación y angustia todo el tiempo. Nada te satisface. Sientes un vacío que nada puede llenar.

Ahora bien, seguir cayendo en este abismo emocional depende de cómo asumas tu realidad. Si decides tomar las cosas con calma, de asumir tus errores y seguir adelante, de aceptar los sinsabores de la situación económica en la que estás y seguir adelante con un buen plan para reducir o eliminar tu deuda, muy pronto empezarás a ver la luz al final del túnel.

 

Asume tu realidad

Si quieres resolver problemas económicos, además de trabajar en tu mente, en tu ansiedad y en tus emociones; debes tener un plan para aumentar tus ingresos y reducir los gastos innecesarios, pero solo los innecesarios. Con este plan busca además las maneras de pagar las deudas, ya sea haciendo recortes en el presupuesto o cambios en tu nivel de vida.

La idea es empezar a priorizar, saber qué es lo más importante y de qué debes salir primero. Una vez que hayas identificado las deudas que tienes que pagar con urgencia, piensa en cómo organizarte y de dónde vas a obtener los recursos. La ventaja de hacer esto es que podrás sentir que tienes tu vida, nuevamente, bajo tu control y una ruta fija que deberás seguir. Inicia este plan pensando en:

-El presupuesto. Tienes que obligarte a hacer un seguimiento de tus gastos diarios e identificar esas pequeñas cosas en las que está gastando y que no valen la pena. No seas tan estricto ni duro contigo mismo, encuentra una opción sencilla como activar un plan los fines de semana que suele ser el momento en el que se generan los mayores descuadres en los presupuestos.

-Toma el control. Empieza a realizar todo lo que está a tu alcance para salir de tu situación. Recuerda que la paciencia será tu mejor aliada. No esperes que cambie todo en un par de días o semanas, pues se requiere de esfuerzo y de plantear estrategias distintas con el fin de dar los pasos correctos hacia tu libertad financiera.

-Nuevos pensamientos positivos. Aunque a veces el panorama pueda verse oscuro y sombrío, es importante que cambies tu mentalidad, el lenguaje que usas al hablar del dinero y tu actitud. Por un lado, inicia dándole lugar y prioridad a otras cosas que te gustan, algunos hobbies o simplemente pasar tiempo con las personas que quieres, eso sí, que no incluya grandes gastos o que sean gratuitas.

Luego de esto, enfócate por completo en resultados positivos, proyéctate que saldrás de las dificultades y programa tu cerebro con pensamientos y acciones positivas, con ello activarás las emociones que te harán sentir mejor, con más ánimo y actitud positiva. Concéntrate en tus fortalezas en vez de las debilidades y supera tus miedos.

 

Si ya estás sintiendo los estragos que de la depresión en tu vida, busca ayuda profesional lo antes posible y limita tus gastos al máximo para que puedas abonar el mayor monto posible al pago de tus deudas. Si llevas una vida tranquila sin deudas o con deudas manejables, no dejes ir esa tranquilidad gastando en cosas que no necesitas y que están fuera de tu presupuesto.

Si las deudas te están llevando a la depresión, nosotros somos la alternativa que estás buscando. En Respaldo a tu Deuda diseñamos un programa de ahorro a tu medida para que liquides tus deudas. Además, te enseñamos sobre finanzas personales y cómo usar tus emociones para recuperar la tranquilidad en tu vida. ¿Te interesa? ¡Contáctanos!

 

Déjanos tus datos para recibir información de nuestro programa de liquidación de tarjetas de crédito

Noticias relacionadas