¿Guardar dinero en casa? Descubre si te conviene o no

 

Cuando nos planteamos el propósito de ahorrar dinero, muchas veces nos asaltan algunas dudas, sobre todo a la hora de decidir si lo hacemos en casa o en una institución bancaria. Aunque en la actualidad la tendencia es evitar tener grandes cantidades de efectivo en casa, para algunos es fundamental tener a la mano dinero para resolver inconvenientes.

Por otra parte, en pleno auge de la banca online y de las nuevas tecnologías aplicadas a la inversión, mucha gente está recuperando la antigua costumbre de guardar el dinero en casa. Es así como esta es una medida que mucha gente sigue, ya que se sienten más cómodos con su dinero a la vista. Obviamente, la ventaja de guardar dinero en casa tiene que ver con la disponibilidad en todos los casos.

Ahora bien, es elemental pensar en un buen lugar para guardar ese dinero, teniendo en cuenta que, debes protegerlo de los ladrones, quienes ya de antemano tienen claros los lugares más habituales en donde se guardar dinero las viviendas. Pero, además de la seguridad, veamos otras ventajas y desventajas significativas de guardar dinero en casa.

 

Ventajas a la vista

Tener los ahorros en casa implica no tener que solicitarlos al banco en el caso de problemas graves del sistema financiero, como por ejemplo los tan temidos corralitos. Asimismo, se debe considerar que a la hora de realizar una operación extraordinaria, tampoco habría  que acudir a al banco.

En un plan de economía doméstica vamos a encontrar sin duda la figura del fondo de emergencia, presente de un modo u otro. Estos fondos de emergencia son lo que nuestras abuelas llamaban el colchón o el dinero “por si acaso”.

Si la cantidad es pequeña no suele haber problemas y basta con el dinero que se guarda para los gastos cotidianos. Pero es posible que la cantidad que se requiere sea elevada y si no se tiene en casa, habrá que ir al banco. Si es por la tarde o por la noche, hay que obtenerlo de un cajero y aquí surge un problema con el límite establecido. Con el capital en casa, esto no ocurriría.

 

En cuanto a las desventajas

Aunque muchas veces tenemos la costumbre de pensar en que algo malo sucederá, en este caso es conveniente tener presente algunas consideraciones. ¿Qué ocurriría con ese dinero si se produjera un robo, un incendio o una inundación en tu casa? Seguramente, lo tendrás que dar todo por perdido.

Además, al guardar tu dinero en casa estás renunciando a cualquier tipo de ganancia que puedes obtener de tu dinero en caso de tenerlo en alguna institución financiera. Y es que el principal riesgo de ahorrar de esta manera es que el dinero no se capitaliza, es decir, se estanca sin generar algún interés que se traduzca en una pequeña ganancia para las personas.

Al tener los ahorros en casa no tienes protección alguna. Cuando depositas tu dinero en el banco, estás confiándole recursos reales e inmediatos que estas instituciones dispondrán para invertir o prestar, por los cuales obtendrán rendimientos que deberán devolverte con ganancias proporcionales.

 

Con los pro y contras de ahorrar en casa, ahora tienes la tarea de valorar lo que más te conviene, dependiendo de tus necesidades y capacidad de guardar dinero. Lo importante es mantener el plan de ahorros que te has trazado y continuar con él hasta lograr tus objetivos. Sea en la casa o en el banco: ¡Ahorra!

En Respaldo a tu Deuda, nos caracterizamos por apoyar a nuestros clientes para que reparen su crédito, eliminen sus deudas y aprendan a ahorrar. ¿Necesitas ayuda en este tema? ¡Contáctanos y te asesoraremos!

Noticias relacionadas