¿Por qué enseñar salud financiera a los niños?

 

Desde que somos pequeños podemos comenzar a formar diversos hábitos que nos acompañarán toda la vida. Eso es especialmente importante durante la niñez, ya que el cerebro de un infante tiene una capacidad de aprendizaje enorme, y suelen grabar a largo plazo los primeros registros acerca de muchos de los temas que exploran desde temprana edad. Por eso, lo primero que aprenden acerca de algo podría quedarse en su mente y reflejarse en sus actos para siempre. 

salud financiera

Es muy importante que impulsen a los niños aprender de buenos hábitos que les enseñen a mantener una buena salud financiera; así como la importancia de ésta. A continuación, te invitamos a conocer algunas de las principales razones: 

1. Formación de buenos hábitos financieros tempranos 

Como mencionamos previamente, la niñez es una etapa en la que el cerebro es más susceptible a captar la información del entorno y almacenarla a largo plazo. Muchas de las cosas que aprendemos en este periodo de nuestras vidas, se convierten en la base del resto de los aprendizajes que vamos adquiriendo con el paso de los años.  

Por esta razón, la infancia es la etapa perfecta para formar los hábitos financieros que nos acompañarán en momentos críticos, y que podrían marcar una diferencia entre una buena o una mala salud financiera. 

Algunos de los buenos hábitos financieros que los niños pueden formar desde temprana edad son: el ahorro, la administración y organización de sus recursos (elaboración y seguimiento de un presupuesto, en este caso, de su dinero o posesiones), la abstinencia financiera (no gastar en lo que no consideran importante), entre otros más. 

2. Comprender el valor del trabajo y de las cosas 

De niños es realmente fácil pedir cosas, sin ser plenamente conscientes del valor que tienen el dinero y las cosas. Ellos muchas veces no comprenden el esfuerzo, paciencia y dedicación. Por ese motivo, les piden cosas a sus papás como si el dinero creciera como las hojas de los árboles. 

Esto no es necesariamente su culpa. Con frecuencia, los adultos dirían que estos niños están malcriados, cuando realmente ellos no han aprendido el valor del dinero porque no han sido testigos ni sujetos de lo que esto implica. 

Por eso es tan importante que los niños aprendan a comprender el valor del trabajo y de las cosas, pues ellos podrían ser más conscientes cuando les pidan dinero u objetos a sus padres, y cuidarían mucho más de lo que ya tienen. 

Cuando tengan comprensión de esto, crecerán para tener una salud financiera óptima. 

3. Desarrollar un pensamiento financiero más avanzado 

Para que los niños aprendan a mantener una buena salud financiera, sería buena idea que comiencen a desarrollar un pensamiento financiero que sea crítico, sabio y objetivo. 

Para ello, puedes leer con ellos algunas notas periodísticas de finanzas sencillas, de tal forma que utilices un vocabulario que ellos puedan comprender. Para hacerlo, transcribe la noticia o artículo que encuentres y haz gráficas o ilustraciones simples que lo ayuden a comprender qué es lo que está sucediendo. 

Por ejemplo, enséñale de manera sencilla cómo funcionan los impuestos. Explícale que todos los que ganan y gastan dinero, tienen que regalarle una parte de ese dinero al gobierno para que pueda ser utilizado para mejorar las calles, los parques, la educación, los aeropuertos, y demás espacios públicos que a él le resulten familiares. 

Esto le será muy útil para comprender mejor cómo funcionan las finanzas conforme va creciendo. 

4. Una visión global más informada y objetiva 

Los niños no suelen ser conscientes de todo lo que pasa en el mundo – y no es necesario. Para su edad, puede que no estén preparados para conocer los problemas que se enfrentan entre los diferentes países. Sin embargo, sería una buena idea que comience a entender cómo el dinero tiene un impacto enorme en el planeta, a tal grado que pareciera que la economía es lo que mueve al mundo. 

Un niño podría comprender que la moneda mexicana no vale lo mismo que la moneda estadounidense. Esto es importante, para que sea consciente de que no todos tienen las mismas posibilidades y accesos en todo el mundo, y también valdría la pena que comprenda por qué sucede esto. 

Podrías explicarle que los países donde todos tienen trabajo y les pagan bien, tienen una moneda más valiosa que aquellos países donde existen comunidades muy pobres, que no tienen trabajo, o que sí tienen, pero no se les paga la cantidad justa. 

Así, los niños se sensibilizarán y valorarán mucho más todo lo que tienen y el lugar en el que viven. 

Todas estas razones aportarán a que tu hijo valore más el trabajo y las cosas, y a que se prepare mejor para enfrentar el mundo de las finanzas conforme vaya creciendo. Así, su salud financiera cuando sea un adulto será mucho más estable pues tendrá muy en claro cuáles son las conductas que benefician a sus finanzas. 

 

 

Noticias relacionadas