Cómo crear un plan para salir de las deudas   

Una deuda que no es manejada con precaución, seriedad, organización y puntualidad, puede salirse de tus manos e incrementar su valor considerablemente, para luego involucrarte en ciertos problemas financieros, o incluso legales. 

plan, salir de deudas

Si te sientes atrapado en una o varias deudas que se han salido de control, será importante que elabores un plan inmediatamente para salir de ellas lo antes posible.  

¿No sabes cómo hacerlo? No te preocupes. A continuación te explicamos cómo crear un plan para salir de tus deudas: 

Registra todos tus gastos 

Lo primero que tienes que hacer es apuntar en un cuaderno, hoja, o en un archivo digital todos los gastos que has realizado en el último mes. Escoge el método que consideres que te ayudará a tener la información más clara y presente. 

Una vez que hayas anotado todos los egresos que recuerdas haber efectuado, observa cuáles son los gastos que realizas con mayor frecuencia, cuáles han sido verdaderamente indispensables, y cuáles pudiste haber evitado.  

Haz pequeñas listas en las cuales agrupes los gastos de acuerdo con su importancia y con la frecuencia con la que se presentan.  

Prioriza y elimina 

Ya que eres consciente de todos tus egresos frecuentes y los has agrupado de acuerdo con su clasificación, importancia y frecuencia; será momento de elegir.  

Organiza tus prioridades, y sé muy realista y objetivo cuando lo hagas. Toma en cuenta aquellos gastos que simplemente no pueden desaparecer, ya que son imprescindibles para tu bienestar y subsistencia. Elimina aquellos que no representen ningún bien indispensable para tu vida, por lo menos durante un periodo de tiempo limitado. 

Esta puede ser una parte complicada del proceso, pues tendrás que hacer algunos sacrificios para dejar de gastar dinero que podría serte útil para liquidar tus deudas. 

El hecho de que tengas que sacrificar algunos de tus gastos de ocio y placer, no significa que tendrás que renunciar a ellos para siempre. Será una pausa temporal, en lo que reúnes el dinero necesario para pagar tus deudas y liberarte de esa carga.  

Cancela tarjetas 

Las tarjetas son herramientas muy útiles para efectuar los pagos de ciertas compras indispensables que hacemos cada mes, o para ocasiones especiales. O, por lo menos, ésa es la utilización que deberías de darles; sobre todo a las tarjetas de crédito. 

Si utilizas una o varias tarjetas de crédito que te han generado más deudas que favores, es momento de que las canceles. A veces, pueden ser tu salvación; pero si te involucran en más problemas de los que te resuelven, definitivamente no las necesitas. 

Si no puedes cancelar las tarjetas, o decides quedarte con algunas; no las lleves contigo a todas partes. Guárdalas en un lugar seguro de tu hogar, y ahórrate la tentación de gastar en cosas que no necesitas. 

Explora opciones de ingresos extras 

Investiga si hay algún trabajo extra que puedas realizar en tus horas libres para obtener un ingreso mayor durante el periodo de tiempo necesario para saldar tus deudas. 

Puedes buscar algún trabajo que te permita laborar desde tu hogar, o que sea flexible en los horarios. 

Tampoco abuses del trabajo, y recuerda que es sumamente importante tener tiempo para dormir y estar con tus seres queridos. Si encuentras un trabajo extra que implica sacrificar horas de sueño y todo tu tiempo de calidad con otras personas, entonces no lo tomes. Nada es más importante que tu salud mental y emocional. Mejor, busca otras opciones. 

El mejor consejo que te podemos dar, es éste: ¡se persistente! No importa cuán grande parezca tu deuda; si eres paciente y disciplinado, podrás pagar hasta el último centavo.  

Noticias relacionadas