5 consejos para controlar tus gastos en ocio 

Los gastos en ocio pueden parecer inofensivos, cuando en realidad son los peores enemigos de nuestras finanzas; porque, contrario a la mayoría de nuestros egresos, éstos son gastos que hacemos por placer y que disfrutamos al hacerlos.

controlar tus gastos en ocio

A nadie le gusta gastar dinero, pero para algunas personas, parece más razonable gastar dinero en actividades de ocio que en el pago de sus deudas y facturas, lo cual es un grave problema que necesita una solución urgente. Así que debes prestar mucha atención a esta advertencia. Es importante llevar un control de gastos y ser prudente. Para esto, necesitas un plan de los gastos , quizá es uno de los puntos más difíciles en las finanzas personales, más no imposible.

Si éste es tu caso, necesitas hacer algo al respecto cuanto antes. Y si no lo es, igual valdrá la pena que eches un vistazo a los siguientes consejos que te compartimos a continuación.

1. Elabora un presupuesto 

Tienes que comenzar a imponerte límites a ti mismo, para evitar caer en graves problemas que después no vayas a poder solucionar.  

Para lograr esto, será necesario que elabores un presupuesto muy estricto y austero en el cual incluyas todos tus gastos esenciales y primordiales de cada mes, y les des a éstos la prioridad por encima de aquellos egresos no tan indispensables en tu vida; como lo son las actividades de ocio. 

No decimos que las elimines por completo de tu presupuesto, ya que también son importantes para tu salud emocional. Simplemente, te recomendamos que disminuyas la cantidad destinada a ellas para que no te falte dinero para las cosas más importantes, o para que puedas utilizarlo posteriormente el algo de mayor valor para ti.  

2. No salgas con tus tarjetas 

Las tarjetas de crédito y de débito son más fáciles de usar que el efectivo, simplemente por la mera sensación de no tener el dinero en físico; ya que el dinero se va y no regresa, a diferencia de las tarjetas que, después de hacer el pago, regresan a tu billetera. 

Además, el hecho de utilizar tarjetas de crédito implica emplear cantidades de dinero que no te pertenecen, ya que el crédito no es más que un préstamo que deberás de pagar posteriormente.  

Por eso, es mejor y más saludable para tus finanzas dejar tus tarjetas en casa y llevarlas únicamente cuando sabes que necesitarás efectuar un pago muy grande y estrictamente necesario. 

3. ¡Cancela tus tarjetas! 

Si no puedes evitar llevar tus tarjetas a todos lados, o no puedes parar de hacer compras en internet para satisfacer esos ratos de ocio, será mejor que comiences a cancelar tus tarjetas. 

Tal vez, así ya no te endeudarás ni gastarás más dinero del que deberías. 

Además, como ya mencionamos, el efectivo es más difícil de gastar por lo que implica entregarlo y que éste no regrese a tus manos. Por ello, podría ser una excelente alternativa para reducir tus gastos en ocio. 

4. No lleves tu cartera contigo a menos de que sea estrictamente necesario 

Incluso cuando se trata de efectivo, la tentación puede ser más grande que tu fuerza de voluntad. Por esta razón, si saldrás con amigos o sólo a pasear sin ningún gasto en mente; evita llevar tu cartera contigo a todas partes. Y si lo haces, ¡no lleves dinero en ella! Sólo carga siempre con tu identificación, licencia de conducir, y otras credenciales importantes que puedas llegar a necesitar. 

5. Busca alternativas más económicas 

¿Y si tus gastos de ocio son realmente costosos, y te están involucrando en problemas financieros? Tal vez deberías de renunciar a ellos y buscar alternativas que le resulten más saludables a tu cartera; como hacer ejercicio, leer, ver películas en tu casa o la de algún amigo, ir a caminar o a conocer museos y lugares no tan costosos, entre muchas opciones más.  

O, por ejemplo, si tu pasatiempo es ir de compras y no quieres dejar de hacerlo, puedes intentar explorando en tiendas menos costosas a las que habitualmente visitas. Incluso podrías sorprenderte encontrando cosas que te gusten tanto como las que sueles comprar, pero a un precio mucho más bajo.  

El ocio no es algo malo, pero sí tiende a ser difícil de controlar. Por ello, sigue estos cinco consejos y notarás una diferencia positiva en tu balance financiero. 

No permitas que la deuda afecte tu salud, tus relaciones o tu trabajo. Nosotros estamos para apoyarte. Puedes recuperar tu tranquilidad participando en el Programa de Respaldo para liquidar tus deudas con hasta un 80% de descuento. En Respaldo A Tu Deuda diseñamos un programa especialmente para ti, que te ayuda a liquidar deudas de tarjetas de crédito o tiendas departamentales con hasta 80% de descuento mediante un plan de pagos personalizados de acuerdo a tu capacidad de ahorro. Llena la forma para recibir una asesoría gratis, da clic aquí.

 

Noticias relacionadas