¿Cómo ahorrar para el futuro de tus hijos? 

Cuando llega el momento en el que decides formar una familia, cambian muchos aspectos de tu vida. Uno de ellos, es el aspecto financiero; pues ya no deberás cubrir únicamente tus gastos o los de tu pareja, sino que llegan los hijos con exigencias que habrá que cumplir.

ahorros,futuro,hijos,educación,universidad,estudios,finanzas,inversión,seguros,

Cuanto más crezcan tus hijos, mayores serán los gastos; sobre todo lo que concierne a su educación.

Si has decidido que estudien en una escuela pública, los gastos serán menores. Si, por otro lado, tus hijos estudian en escuelas privadas; el gasto no será tan llamativo durante sus primeros años.

Cada grado de educación es más costoso entre más avanzado sea. Es decir, el jardín de niños es mucho más económico que la preparatoria. Y ni hablar de la universidad.

Es este último grado de educación en el que realmente agradecerás haber ahorrado para costear sus estudios.

La mayoría de las universidades públicas en México son excelentes escuelas, pero el cupo tiende a ser muy limitado. Por otro lado, el cupo para una universidad privada, generalmente, será mucho más amplio, pero el precio a pagar es bastante alto; literalmente.

Sin embargo, si tus hijos aún son jóvenes, estás a tiempo de ahorrar grandes cantidades para sus estudios universitarios, y otros gastos de su futuro. A continuación, te decimos cómo hacerlo.

Contrata un plan se seguros 

Existen seguros escolares que podrían asegurar la educación de tus hijos. Estos consisten en pagar cierta cantidad constantemente, durante varios años, hasta que tu hijo cumpla la mayoría de edad.

En ese momento, se liberará la cantidad que fue contratada desde un principio, de forma que tu hijo tendrá el dinero suficiente para el pago de su universidad.

Invierte en una propiedad 

Además del lugar en el que vives, ser dueño de una casa o departamento en una zona residencial o comercial, para ponerla en renta, podría ser un perfecto ingreso extra destinado por completo al futuro de tus hijos.

Si cuentas con un seguro para dicha propiedad, no tendrás nada que perder. Es una de las maneras más seguras de obtener ingresos de por vida.

Inicia un fondo de inversión 

O un fondo de ahorros. Consiste en dar una cantidad inicial, y de ahí en adelante, dar cierta cantidad específica cada mes. Al momento de retirar, podrás haber acumulado el dinero suficiente para pagar los estudios universitarios de tus hijos, o por lo menos, una parte importante de éstos.

Por lo general, la tasa que cobra un banco por contratar un fondo de ahorros es alrededor del 2% de la cantidad final.

Recuerda que ahorrar es un hábito importante, pues puede ser la mejor manera de saldar gastos grandes, como el futuro de tus hijos, tu retiro, una casa o un auto.

Es un hábito que vale la pena inculcar en uno mismo, sin importar la edad ni las condiciones.

Otra gran herramienta son los seguros. Ya sean seguros de educación, de vivienda, de gastos médicos o de vida; pueden llegar a salvarte de aprietos financieros incalculables.

Como el futuro de tus hijos es un aspecto importante en tu vida personal y financiera, apégate a estas herramientas (ahorro y seguros), para garantizar que no tendrás ningún problema cuando ellos crezcan.

Noticias relacionadas