Aprende a recuperar tu historial positivo de crédito y ¡sal de la lista negra!

 

Mucho habrás escuchado sobre el temible Buró de Crédito y la infinidad de mitos que lo rondan. Sin embargo, lo cierto es que a partir de que solicitas un crédito a una institución financiera o departamental, al contratar un servicio como telefonía celular e incluso pagar impuestos; empiezas a generar un historial que las empresas pueden checar para decidir si eres un buen prospecto para un crédito o para ser aval.

De esta forma, el Buró de Crédito es una Sociedad de Información Crediticia que brinda datos confiables de personas y empresas que han tenido o tienen algún tipo de crédito con entidades financieras o empresas comerciales.

 

Entrar en la lista

El Buró de Crédito recibe información de los movimientos financieros frecuentemente, ya que las instituciones crediticias reportan mensualmente la forma en cómo los clientes pagan los créditos, si son puntuales o presentan retrasos. En caso de aparecer en la “lista negra” por falta de pago, no puedes dejar de aparecer en el buró, lo que sí se puede hacer es cambiar la calificación.

De acuerdo con la normativa vigente, borrar los registros negativos tarda entre uno y seis años, dependiendo del monto del adeudo. Aunque salir de esta “mala referencia” lleva algún tiempo, para mejorar el historial crediticio puedes cubrir el total del adeudo y en un plazo de 35 a 45 días, verás reflejada una buena nota en el Buró.

 

Mantén la buena nota

Existe un modelo de saneamiento que permite generar un historial positivo de crédito siguiendo cinco pasos básicos:

1. Obtén tu historial: Consulta al Buró y obtén tu reporte para conocer la gravedad de tu situación.

2. Asegúrate de entender el informe: Aclara cualquier duda sobre los créditos reflejados. En algunos casos las personas son víctimas de robo de identidad y encuentran créditos en su historial que no solicitaron.

3. Paga a tiempo las deudas: Cumplir con los pagos puntuales de tus créditos es un factor primordial para tu calificación. Cuando una persona paga a tiempo sus deudas, demuestra que es un consumidor responsable con sus finanzas.

4. No excedas el límite del crédito: Es mejor permanecer muy por debajo de ellos, cuando cumples debidamente los bancos y las departamentales pueden aumentar tu línea.

5. Busca ayuda profesional: Un presupuesto familiar evitará que te atrases en los pagos. Existen organizaciones de asesoría de crédito que pueden ayudar a administrar las finanzas del hogar y crear un plan de pago, cuando la deuda supera la capacidad de pago.

 

En México existe la figura de las Reparadoras de Crédito, que no son instituciones financieras, pero ofrecen generar planes de pago para sanear el historial. Cuando valores estas empresas, considera su reputación y su transparencia.

En Respaldo a tu Deuda hemos diseñado un programa que te permite salir de esas deudas en tus tarjetas de crédito que tantos dolores de cabeza te generan. Si te interesa, ¡contáctanos!

 

 

Déjanos tus datos para recibir información de nuestro programa de liquidación de tarjetas de crédito

Noticias relacionadas