¿Ahorrar en 2018? ¡Aprende 3 formas divertidas de hacerlo!

 

El presupuesto, la inversión y el ahorro son las herramientas más importantes para tener unas finanzas sanas. Ya lo has leído en infinidad de artículos, sin embargo, para la mayoría no es tan fácil adquirir el hábito del ahorro. Si estás pensando en cómo puedes comenzar con esta práctica, no te desanimes, porque existen formas divertidas de reinventar tu economía doméstica para ahorrar sin que suponga un sacrificio.

Algunas de las ideas que puedes poner en práctica para comenzar a ahorrar son:

 

1. Mejor no gastar nada

Para ahorrar con este plan, primero tienes que hacer un registro de tus gastos y el respectivo presupuesto. Durante enero, anota todos los gastos, por más mínimo que sea. Debes tener claro a dónde van tus ingresos. El último día del mes revisa dónde están las fugas y en febrero quítalas. Más que reducir tu gasto hormiga, en realidad sólo debes gastar en lo imprescindible para vivir.

Si crees que no puedes eliminar alguno de los gastos que no resulta imprescindible, intenta sustituirlo por una opción barata.

 

2. Ahorro en conjunto

Reúne a un grupo de amigos o familiares. Cada uno debe establecer una cantidad que considere que podrá ahorrar durante un tiempo determinado y escribirlo en un papel. Cada día de pago se reúnen para depositar la cantidad comprometida en una alcancía y registrar los depósitos. Quienes no cumplan, tendrán que realizar un servicio a los que sí cumplan, como cortarles el pasto, lavarles el auto, barrer la calle o lavar los trastes; entre otros.

Una vez cumplido el plazo del ahorro, se repartirá el dinero que le corresponde a cada quien, separando el 10% de lo ahorrado para hacer una actividad en conjunto que les premie por haber logrado juntos el reto.

 

3. Un peso más cada día

Este plan no implica un esfuerzo enorme. Lo primero que debes hacer es definir para qué quieres ahorrar, lo que será tu motivación. Tu objetivo puede ser desde cubrir tu gasto mensual básico sin endeudarte, hasta pagar algunas deudas. Una vez que lo determines, busca una alcancía para guardar el dinero.

Puedes comenzar desde el día 1 de enero, aportando 1 peso, al día siguientes dos pesos, al tercer día tres pesos y así vas adicionando un peso cada día, hasta que llegues al 31 de diciembre. Imprime un calendario y pégalo en algún lugar donde lo veas, para que sepas cuánto te toca poner ese día.

 

Como lo has podido descubrir, es posible encontrar ideas creativas que te ayuden a ahorrar e incluso puedes hacerlo con amigos o familiares. Y es que como siempre que queremos adquirir un hábito, lo importante es dar el primer paso y comenzar.

En Respaldo a tu Deuda, hemos diseñado un programa que te enseñará a ahorrar para salir de esas deudas en tus tarjetas de crédito que no te dejan vivir. ¡Contáctanos y te asesoraremos!

 

Déjanos tus datos para recibir información de nuestro programa de liquidación de tarjetas de crédito

Noticias relacionadas