5 trucos para ahorrar dinero en una semana

 

Si bien es cierto que cuesta mucho aprender a ahorrar dinero, crear el hábito puede hacerse poco a poco y con disciplina. Siempre los beneficios bien valen la pena. Para comenzar puedes plantearte un plazo cercano, a una semana por ejemplo.

Una buena práctica para ahorrar dinero en momentos muy puntuales, es utilizar los programas que te permiten acumular puntos en muchas tiendas, supermercados y hasta farmacias. Con el dinero electrónico acumulado puedes obtener productos. De esta forma obtienes el máximo de las compras que has hecho anteriormente.

Para ayudarte a tener claro el propósito, decide qué es lo que de verdad quieres o necesitas obtener urgentemente e investiga lo que cuesta.

Aprende los siguientes cinco trucos y aplícalos durante siete días, para que descubras tus capacidades de ahorro. ¡Inténtalo y ponte a prueba.

1. Lo que ya no usas, véndelo

Una de las formas más rápidas para obtener dinero es vendiendo algunas cosas que tienes en casa y que ya no usarás más. Así que ¡manos a la obra!

Busca en todos los rincones, seguramente encontrarás algo para vender, como libros, ropa o electrodomésticos. Ten presente que el beneficio que le saques dependerá de la cantidad de cosas que vendas y de su valor, por muy poco que sea, no contabas con ello.

Monta una venta en tu jardín, en la calle o asiste a un mercadillo. También puedes ir a una tienda de compra–venta de artículos de segunda mano. Por otra parte, si tienes experiencia en el manejo de redes sociales, publica tus productos y ofrécelos a tus contactos.

2. No comas en la calle, lleva tu lunch

Si decidiste restringir los gastos, olvídate de salir a comer en restaurantes o sitios de comida rápida. Procura preparar tus comidas en casa y llévatelas listas al trabajo. Evitar comer fuera cada día hará que ahorres dinero más rápido de lo que imaginas.

Ese café que te compras camino al trabajo o el agua mineral embotellada que sueles beber, pueden llegar a sumar una cantidad considerable de dinero al mes que te podrías haber ahorrado con un poco de planificación.  Para ello, llena una botella de agua en la casa y sal con ella. También puedes comprar un termo para llevar al trabajo café hecho en casa.

3. Dile adiós a los hábitos caros

Además de ser muy caros, hábitos como fumar cigarrillos o consumir bebidas alcohólicas, son insanos y pagas altos impuestos por ellos. Si sumas lo que gastas comprando en una semana cigarrillos y alcohol, te darás cuenta de todo el dinero que podrías ahorrar y utilizarlo para otros propósitos más beneficiosos.

Ten en cuenta también el valor que tiene la salud para cualquier ser humano, en ese sentido, el tabaco y el alcohol la disminuyen. Por otra parte, y en consecuencia, descuidar tu salud puede resultar muy caro si debes pagar una consulta médica y posteriormente comprar medicamentos para mejorarte.

4. A usar menos gasolina

Para nadie es un secreto que la gasolina cada vez es más cara y cuanto menos uses, más ahorrarás. Durante esos siete días trata de manejar con menos frecuencia.

También pídele a cualquier vecino que te acerque lo más posible a tu destino o si está en su ruta, que te dé el aventón. Recuerda que tienes la opción de usar el transporte público, con lo que gastas lo necesario y no te preocupas por recargar combustible.

Trata de hacer varios mandados a la vez en la misma zona. Siempre que puedas, camina entre una tienda y otra. Si lo prefieres, trasládate en bicicleta ya que es el medio de transporte más económico, saludable y además respeta el medio ambiente.

5. Busca diversión o distracción en casa

Antes de salir a la calle a comprar algo para distraerte o ir al cine, lo que repercutirá en gastar dinero; encuentra algo que ya está en tu casa y disfruta de ello. Dedica algo de tiempo a las actividades que puedas realizar en tu hogar, haz memoria y seguramente te reencontrarás con cosas que te gustaba hacer antes.

Si decides no quedarte encerrado, puedes echar un vistazo a los eventos gratuitos planificados en tu ciudad. Checa a través de los medios de comunicación locales o navega un rato en internet y es posible que descubras que se celebrará algún concierto sin costo; así como cualquier otra cita cultural o artística a la que puedas asistir sin gastar dinero.

Para que puedas comprobar el impacto que generará en tu bolsillo haber seguido estas cinco sugerencias, haz un inventario de la cantidad de cosas en las que estabas gastando el dinero y todo lo que ahorraste al tomar medidas.

Una vez que te des cuenta en qué gastas el dinero, puedes decidir qué cosas son necesarias y de cuáles puedes prescindir. Lo importante es que al cabo de siete días seas capaz de lograr el reto planteado, comprarte lo que querías o simplemente reunir el dinero que deseabas.

¿Tienes problemas de deudas? En Respaldo a tu Deuda podemos ayudarte.

Noticias relacionadas