5 indicadores de que tienes problemas financieros   

¿Te has encontrado en una situación financiera que te impide cubrir tus gastos prioritarios? Si tú respuesta es que “sí”, entonces ya has sufrido de problemas financieros.  Aprende a identificar las siguientes señales que podrían significar un problema para tus finanzas: 

señales,indicadores,problemas,financieros,dinero,dificultades,finanzas,

Cuando pasamos por situaciones complejas financieramente hablando; es posible que el resto de los aspectos de nuestra vida se compliquen también, ya que el dinero es importante para cubrir diferentes necesidades del día a día.  

Los problemas financieros pueden ser la acumulación de diferentes factores que nos afectan día a día. Sin embargo, cuando aprendemos a prevenir estos inconvenientes, podemos evitar por completo que nos embarguen los problemas financieros. 

No tienes tus prioridades financieras claras 

¿Gastas dinero en lo que sea, sin remordimiento? Si tú respuesta ha sido positiva, tienes que dejar de hacerlo inmediatamente. ¡Establece tus prioridades!  

Primero, deja de desperdiciar tus ingresos en cosas que no necesitas. Por más pequeños que parezcan estos gastos, la suma de todos ellos podría representar una cantidad importante de tu dinero.  

Después, haz una lista de todas aquellas cosas que sean realmente indispensables para ti, y aquellas que sean obligatorias: pagos de los servicios del hogar, alimentación, renta, gasolina, pagar deudas, educación, y más. 

Ahora, haz cuentas aproximadas de cuánto de tu dinero implican estos gastos. Puedes encontrarte en tres situaciones distintas: 

  • Si tus ingresos son suficientes para cubrir tus necesidades básicas, y además te queda algo de dinero de sobra; utiliza este último monto para ahorrar, invertir, o gastar en cosas que sean menos importantes que las primeras, pero sin dejar de serlo. 
  • Si tus ingresos son apenas suficientes para cubrir estas necesidades, ¡sé disciplinado! Utilízalo única y completamente para estos fines. Así, no tendrás más problemas financieros. 
  • Si tus ingresos no son suficientes para pagar tus necesidades básicas, busca alternativas más económicas de tus consumos habituales: productos de limpieza, marcas de alimentos, rentas, medios de transporte alternativos, etcétera. 

No puedes pagar tus deudas 

¿Tienes deudas pendientes que no puedes pagar? ¡Cuidado! Los intereses, con el paso del tiempo, convertirán a tus deudas en un verdadero dolor de cabeza. 

Cuando te encuentras enredado en recibos que no puedes pagar, tienes que mantener la calma y comenzar a reducir todos tus gastos, lo máximo que sea posible. Fija tus propiedades y mantente fiel a ellas. 

¿Por qué? Pues, si no lo haces, pequeñas deudas podrían convertirse en monstruos que te persigan durante varios años de tu vida.  

No sabes cuánto dinero debes 

Una cosa terrible es no poder pagar tus deudas, pero algo todavía peor, es no saber cuántas deudas tienes y cuál es la magnitud de cada una de ellas. 

Organiza tus recibos, anota cada una de las deudas que tienes pendientes; ¡y no dejes pasar el pago de una sola de ellas! Esto es de suma importancia para tener un control.

No eres consciente de cuánto dinero tienes 

¿Cuáles son tus ingresos? ¿Cuánto tienes ahorrado? ¿Cuánto sueles generar en bonos extras?  

Tienes que ser muy consciente de cuánto dinero manejas para poder organizarlo correctamente. Si no puedes hacer esto, entonces estás en un grave problema financiero. 

Abusas de la tarjeta de crédito 

¿Tu único medio de pago para todo es tu tarjeta de crédito? Ésta podría ser la señal más clara y alarmante de que estás en un grave problema financiero. A la hora de afrontar una compra de gran cantidad, hay que estar 100% seguros que vamos a contar con el dinero para liquidarla. 

Si tus finanzas en efectivo o de tu tarjeta de débito nunca te dan para cubrir ningún gasto, significa que no tienes dinero suficiente. Una buena recomendación es controlar tu presupuesto, este representa nuestros ingresos y nuestros gastos fijos, para no endeudarnos, y funciona para saber en qué se gasta el dinero, separando una cantidad cada mes para ahorrar, según los objetivos que se tengan.

Recuerda que, al utilizar tu tarjeta de crédito, estás utilizando dinero que no es tuyo; es más como un préstamo. Así que sé extremadamente cauteloso con el uso que le das a tu plástico. 

Si has detectado que estas señales están presentes en tu vida, ¡no te preocupes! Mantén la calma, comienza a priorizar, y a organizar y cuidar tu dinero con más cautela. Para cada problema hay una solución. 

Las tarjetas de crédito son una gran herramienta para ayudar a alcanzar los objetivos financieros, pero, deben usarse correctamente. Si quieres aprender cómo evitar las deudas en tarjetas de crédito y salir ganador en el terreno de juego.

Recuerda que en Respaldo a tu deuda ayudamos a las personas que desean liquidar sus deudas de tarjetas de crédito o departamentales. Somos una reparadora de crédito que negocia con bancos y tiendas departamentales para que pagues sólo un porcentaje de la deuda total. Te podemos conseguir hasta 80% de descuento para que liquides tu adeudo.

 

 

Noticias relacionadas