5 consejos para controlar el estrés por las deudas 

Las deudas pueden significar un problema serio para nuestra salud financiera, emocional e incluso física; ya que el estrés que pueden llegar a provocar no es nada que deba tomarse a la ligera. 

controlar estres por las deudas

Cuando solicitas un crédito o préstamo para financiar un pago importante, te involucras en una deuda con el compromiso de pagarla en un plazo determinado de meses, con precios fijos y tasas de interés incluidas. 

El gran problema que surge cuando solicitamos estos créditos, es que tenemos que ser muy disciplinados, responsables y organizados con nuestros pagos. Si, en dado caso, no tuviéramos los recursos para pagar a tiempo, o simplemente lo olvidáramos; el interés crecería o se añadiría alguna penalización por pago tardío que sólo haría la deuda más grande, al igual que el estrés que sentimos al respecto. 

La buena noticia es que para todo problema existe una solución, y las deudas no son la excepción. Por ello, el día de hoy te compartimos cinco consejos que te serán de gran utilidad para controlar el estrés ocasionado por tus deudas:

1. Analiza tus comportamientos financieros: ¿por qué se originó la deuda? 

Piensa en cada vez que has gastado dinero en algo, lo que sea, absolutamente todas las veces que has pagado por algo cuentan. Posteriormente, haz una recopilación en tu cabeza de todos tus egresos frecuentes o fijos, y reflexiona por qué los haces. 

¿Son necesarios? No, piénsalo otra vez: ¿son verdaderamente necesarios e indispensable para tu bienestar y subsistencia? Es importante que respondas esta pregunta con toda la objetividad posible.  

El problema con esto es que, a veces, creemos que hemos generado necesidades cuando en realidad sólo son malas costumbres o caprichos que hemos adoptado. 

Sé sincero contigo mismo, y cuando descubras cuáles han sido los hábitos o acciones que más han afectado tus finanzas, ¡esfuérzate por eliminarlos de tu vida!

2. Crea un presupuesto que incluya un plan de pago bien estructurado 

Muy bien. Siéntate en tu escritorio, toma una pluma y un cuaderno y comienza a anotar una lista de todas tus ganancias, y otra donde incluyas todos tus gastos. 

Suma la cantidad total de todos tus ingresos mensuales, y resta a ello el costo de los servicios y consumos más indispensables que adquieres cada mes: agua, luz, comida, renta, gas, internet, entre otros. 

Cuando hayas hecho esto, utiliza el dinero sobrante para destinarlo al pago de tus deudas. 

Sí, tal vez tendrás que sacrificar los viajes a la playa con tus amigos durante un tiempo, o dejas de consumir un montón de cosas que no necesitas. 

Esto calmará tu estrés, pues entre menos tiempo tardes en saldar tus pagos, más rápido podrás liberar tu mente y disfrutar al cien por ciento el resto de tus experiencias. 

3. ¿Cómo puedes generar más ingresos? 

No sólo basta con que reduzcas tus gastos. Tampoco estaría de más que buscaras otro trabajo. Si en el que tienes actualmente no te pagan muy bien, y abarca mucho de tu tiempo pero no deseas renunciar, podrás complementar tus ganancias haciendo algo desde casa, como vendiendo productos por internet, o escribiendo para alguna empresa importante en tu computadora desde la comodidad de tu hogar. 

También puedes organizar ventas de garaje o buscar otro trabajo con mejor paga. Aunque no sea el empleo de tus sueños, podrías tomarlo temporalmente mientras reúnes la cantidad de dinero necesaria para terminar de pagar tus deudas. 

4. Utiliza recordatorios agradables pero útiles 

Utiliza pegatinas y hojas para anotar tus pendientes; entre ellos, el pago de tus deudas. Y, de ser necesario, colócalas por toda tu casa para que siempre tengas presente cuáles son tus responsabilidades financieras. Éste puede ser un consejo bastante útil para aquellas personas que se distraen con mucha facilidad. 

Así mismo, recuerda que esto puede llegar a ser contraproducente si en lugar de hacerles caso, decides evitar los letreros; pues llegará un punto en el que pensar en eso demasiado podría ocasionarte más estrés todavía.  

Otra manera útil de recordar las cosas es utilizando el reloj o tus pulseras en la mano opuesta a la que luce habitualmente tus accesorios. 

5. Pide ayuda 

¡Busca ayuda profesional! Una persona experimentada en el tema sabrá aconsejarte sabiamente, analizando tu situación en específico y observando cuáles son tus puntos de oportunidad para sacar adelante tus ganancias y olvidarte de tus deudas en cuanto antes sea posible. 

Recuerda que dos mentes piensan mejor que una, y si una de ellas ve el problema desde fuera será mucho más eficiente y objetiva su opinión al respecto.  

¡El estrés es malo para la salud! Mejor sigue estos consejos y evita a toda costa que el estrés se apodere de ti. Las responsabilidades, deudas y problemas no tienen por qué pesar más de lo que en realidad pesan. Es decir, no pienses demasiado las cosas y recuerda que todo en esta vida tiene solución, cuando te decides a hacer algo al respecto.  

En Respaldo A Tu Deuda podemos ayudarte. Hemos desarrollado un programa para que liquides tus deudas con hasta 80% de descuento y sin estrés. Conoce más del Programa Respaldo aquí.

Noticias relacionadas