3 consejos para definir el rumbo de una empresa familiar 

Toda empresa debe de contar con una estrategia clara y bien estructurada, en la cual se planteen sus objetivos, ideales, bases, misión, visión, identidad y procesos.

tres,consejos,rumbo,empresa,familiar,negocios,compañía,estrategia,planeación,misión,

Incluso cuando dicha estrategia no se encuentra escrita sobre papel, es necesario que tanto los directivos como los trabajadores conozcan muy bien todos estos aspectos de la empresa en la que de desempeñan.

Una compañía exitosa probablemente cuenta con empleados y dueños que tienen muy arraigada la identidad de la empresa, y lo reflejan en su forma de cumplir con sus tareas dentro de la misma.

Cuando hablamos de una empresa familiar, puede que el parentesco entre los jefes y dueños se convierta en una enorme ventaja, pero también puede ocasionar diversas complicaciones.

Es importante tener muy en claro cuáles son los propósitos de la empresa, y cuáles son los de la familia. Aunque estos pueden converger, la familia y la empresa familiar son dos instituciones distintas, y por ello, necesitan tratarse como dos cosas separadas.

A continuación, conocerás algunos de los mejores consejos para planear la estrategia de una empresa familiar:

Formalizar todos los asuntos 

Como mencionamos previamente, una familia y una empresa familiar son dos cosas diferentes, y se debe de tratar a cada una como lo que es.

El problema principal que puede surgir cuando se maneja una empresa en familia, es que los miembros de la misma suelen tener lazos emocionales muy fuertes, por lo que es factible que se pierdan los hábitos de disciplina, puntualidad, imparcialidad, entre otras cuestiones fundamentales para mantener el ambiente de trabajo en orden.

Formalizar cada asunto, y pensar “con la cabeza fría”, evitando dejarse llevar por la confianza, el cariño o incluso el rencor y la envidia que pudiera existir entre los miembros de la familia ayudará a la empresa a desarrollarse sanamente, siguiendo un camino mucho más firme hacia la realización de sus metas laborales y económicas.

Plantear los ideales comunes 

Como varios miembros de la familia serán los responsables de dirigir el rumbo de la empresa, será indispensable que todos estén en el mismo canal y quieran ir hacia una meta en común.

Para que esto sea posible, deberán de dialogar y encontrar aquel punto fuerte que los una y los motive a salir adelante en sus negocios; creciendo dentro de la empresa y junto con ella.

También es importante que todos los miembros de la familia se encuentren satisfechos con la estrategia de la empresa, y que se sientan identificados con la identidad de la misma. De esta manera, todos se sentirán emocionados por aportar al desarrollo de su negocio, con ambición y tenacidad.

Definir los roles dentro de la empresa 

En toda compañía, es imprescindible que cada uno de los trabajadores conozca bien cuál es su puesto; incluyendo sus libertades, responsabilidades, derechos y obligaciones dentro de la empresa.

Generalmente, esto no se presenta como un problema para las empresas que no son manejadas en familia; pues es más fácil dejar en claro los roles sin tener que rendir cuentas a nadie.

Por el contrario, en una empresa familiar puede resultar mucho más complejo asignar los puestos de cada integrante; ya que se corre el riesgo de desmotivar a unos, al tener que elegir a algunos por encima de otros (en cuanto a la jerarquía de la empresa).

Otra alternativa es que todos sean dueños con un porcentaje equitativo, donde nadie gane más que nadie, ni tenga menos responsabilidades que el resto. Sin embargo, como todos deben y ganan lo mismo; tienen que estar comprometidos e involucrados en medidas iguales en lo que concierne a los asuntos empresariales.

No existe ningún truco de magia para hacer funcionar una empresa familiar, ya que tampoco lo hay para manejar perfectamente a una familia.

Siempre habrá malentendidos e inconvenientes menores, y por ello es muy importante mantener un perfil profesional, incluso entre miembros de la misma familia.

Si cada asunto se trata con el carácter adecuado, se evitarán muchos malos ratos y problemas dentro de la empresa, así como dentro de la familia.

 

Noticias relacionadas