Vivir sin deudas en 7 pasos  

money-837376_1920

Aprende a vivir sin deudas siguiendo estos 7 sencillos pasos.

Mantenernos alejados de los gastos resulta difícil en estos tiempos, y evitar endeudarnos usando las tarjetas de crédito parece una tarea imposible. Sin embargo, vivir sin deudas es posible.

El equilibrio en nuestra economía se puede lograr con un poco de planificación y fuerza de voluntad. Vivir alejado de las tentaciones y evitar la acumulación de deudas es fundamental para alcanzar la libertad financiera en una vida libre de deudas. Te decimos cómo lograrlo en 7 sencillos pasos.

Aprende a diferenciar entre deseos y necesidades

Esta no es una tarea que solo debe enseñársele a los hijos. Nosotros mismos debemos aprender a establecer prioridades y diferenciar aquellas cosas necesarias entre las que queremos sólo por capricho o deseo.

La mejor manera de no acumular deudas es no adquiriéndolas. Aunque suene obvio, en la práctica no es tan sencillo de cumplir. No te dejes llevar por impulsos que no son parte de tus necesidades básicas.

Compra sólo lo que puedes pagar hoy

Evítate la preocupación de tener cuentas por pagar al mes siguiente en tu tarjeta de crédito comprando sólo lo que estás en la capacidad de pagar hoy. Si no tienes el dinero, no lo compres.

Planea para el futuro

Intenta vivir libre de deudas planificando tus compras a futuro en vez de endeudarte para adquirir algo. Cuando necesites realizar una compra importante, planifícala con anticipación ahorrando durante unos meses.

Haz un presupuesto

La única manera de tener control sobre tu dinero es saber con exactitud cuánto entra y cuánto sale. Cuáles son tus gastos fijos, cuál es el monto de ingresos mensuales, a dónde se va tu dinero y cuánto te queda disponible cada mes para compras extras. Con un presupuesto podrás establecer límites  y gastar un monto definido sin recurrir a préstamos.

Ver Cómo hacer un presupuesto familiar

Empieza a ahorrar

Para tu futuro o para salir de deudas, ahorrar evitará que caigas nuevamente en deudas y te permitirá vivir tranquilo ante cualquier imprevisto.

Dedica un porcentaje de tus ingresos al ahorro mensualmente para crear un fondo de emergencias, para pagar deudas existentes o para comprarte aquello que tanto quieres.

Cuando no tenemos un colchón, es probable que recurramos al uso de las tarjetas de crédito o pidamos prestado a un banco o un amigo.

Ver Cómo ahorrar el 10% de tu sueldo

Cambia tus hábitos

Para poder vivir sin deudas debes empezar por revisar tus hábitos de consumo, tus hábitos de crédito, así como tus hábitos de ahorro, y comenzar a hacer algunos cambios.

Revisa en qué estás gastando, cómo estás derrochando tu dinero y cómo puedes darte una vida más sencilla sin caer en lujos o gastos innecesarios que te sumerjan en un mundo de deudas que no puedes pagar. Debes arroparte hasta donde te llegue la cobija y no permitirte una vida que no puedes costear.

Busca ayuda

Busca apoyo en tu familia y amigos cuando te traces metas. Recurre a un asesor financiero cuando quieras acceder a un crédito, hipoteca o comprar un carro. Encuentra asesoría especializada en finanzas para manejar tu dinero.

En el caso de que ya te encuentres en una situación de deuda y quieras salir de ella, habla con tu acreedor y acércate a una institución financiera que pueda ayudarte a reparar tus deudas dentro de tus posibilidades.

Manejar las deudas adecuadamente es un paso trascendente para poder salir de ellas en vez de ahogarte cada vez más, y, lo más importante, para no volver a caer.

En Respaldo a Tu Deuda podemos ayudarte y brindarte la asesoría financiera que necesitas. ¡Contáctanos ahora!

¿Qué esperas? Aprende a tener una vida libre de deudas y asegura tu futuro.