Sobreendeudamiento: ¿Cuándo es demasiada deuda?

Sobreendeudamiento

La mayoría de la gente tiene algún tipo de deuda. Puede ser una hipoteca, un préstamo de auto, un préstamo estudiantil o un saldo de tarjeta de crédito. Tener deudas no es necesariamente algo malo, siempre y cuando estés tomando medidas para pagarlas. Tener demasiada deuda es lo que puede causar un desastre financiero. Si piensas que podrías tener sobreendeudamiento es necesario tomar algún tiempo para sumar tu deuda y saber lo que significa ese número para ti y tus finanzas.

¿Tengo demasiada deuda?

Una de las maneras más fáciles de conocer tu nivel de deuda es calcular tu relación deuda-ingresos. Este número compara los pagos mensuales de la deuda con los ingresos mensuales. Puedes calcularlo incluyendo deuda buena o mala, o puedes dejar de lado la buena deuda, como los préstamos estudiantiles y pagos de hipoteca. Si deseas medir tu sobrecarga de deuda, normalmente es mejor hacerlo considerando sólo la deuda incobrable. Por otro lado, si deseas un panorama total de tu deuda, incluye la deuda buena y la mala.

Calcular tu sobrecarga de deuda

Digamos que quieres medir tu sobrecarga de deuda (mal crédito). Simplemente agrega la cantidad que gastas cada mes en deudas incobrables (tarjetas de crédito y préstamos) y divídelo por tu ingreso mensual total. Multiplica ese número por 100 para llegar a un porcentaje. El resultado es tu relación actual deuda-ingreso.

Si por ejemplo ganas $10,000 pesos al mes y tus deudas mensuales suman $1,500 pesos, tu relación deuda-ingreso es de 15%. En este caso tienes prácticas financieras sanas y la relación de tus ingresos versus tus deudas está equilibrada. Pero si por ejemplo ganas los mismos diez mil pesos y tus deudas mensuales suman $6,000 pesos, tu nivel de endeudamiento actual es del 60%. En ese caso tus deudas superan el 50% de tus ingresos, lo que significa que tienes sobre endeudamiento. Para aprender más acerca del nivel de endeudamiento y cómo calcularlo visita este enlace.

Cuando se trata de la deuda, ya sea buena o mala, cuanto más baja mejor. Una tasa de morosidad superior al 10% es demasiado alta y a menudo es una señal de que estás sobrecargado de deudas. En este escenario, tendrías demasiadas deudas incobrables.

Calcular tu deuda total

Habrá momentos en los que quieras evaluar tu panorama de deuda total, incluyendo la deuda buena y la mala. El cálculo es el mismo que en el ejemplo anterior, la única diferencia es que incluyes toda tu deuda en lugar de sólo el mal crédito.

Para calcular tu deuda total a la proporción de ingresos, suma tus pagos mensuales totales de la deuda. Esto incluye pagos por tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles, hipoteca o renta, manutención de hijos o pensión alimenticia, y otros préstamos o tarjetas de crédito. A continuación, suma tu ingreso mensual total, incluyendo tu cheque de pago, la pensión alimenticia, bonos o dividendos. Divide tus pagos totales de la deuda por tu renta total  y no olvides multiplicar por 100 para conocer tu deuda a la razón de los ingresos.

Tu ratio total de deuda / ingreso, considerando tanto la deuda buena como la mala, es mejor al 36% o menos. Una proporción inferior al 30% es excelente, mientras que una relación de más del 40% es una bandera roja para un potencial desastre financiero a causa de sobreendeudamiento.

Si después de hacer estos cálculos determinas que tienes demasiada deuda, es hora de comenzar un plan para reducir la deuda. Esto no sólo hará que tus finanzas más fáciles de manejar, sino que mejorará tu crédito también. La buena noticia es que al final del Programa Respaldo, Respaldo a tu Deuda te ayudará a mejorar tu calificación de crédito con la finalidad de reincorporarte al sistema crediticio. El beneficio que obtienen nuestros clientes al entrar al programa es que al terminar de liquidar deudas se les ofrece la opción de subir su puntuación en Buró otorgándoles un préstamo pequeño para que vuelvan a ser sujetos de crédito. ¿Qué esperas? Ingresa al Programa Respaldo ahora y liquida tus deudas hasta con un 80% de descuento.