Cómo se compone tu puntaje de crédito

puntaje de credito

El puntaje de crédito sirve para varios propósitos. Con una buena puntuación eres capaz de obtener préstamos más rápido, recibir las tasas más favorables y tienes más acceso a un empleo, al crédito para comprar viviendas, educación o fondos para las compras cotidianas. (Ver Cómo te afecta tu historial de crédito en tu vida diaria).

Para aprovechar al máximo tu crédito es necesario saber cómo se compone tu puntuación. A continuación se muestran los cinco componentes principales en tu calificación de crédito, aunque algunos llevan más peso que otros.

Historial de pagos

El 35% de tu puntaje se basa en tu historial de pagos, esto significa que el retraso en los pagos es lo que afecta principalmente tu puntaje. Pagar a tiempo puede significar la diferencia entre un mal crédito y un buen crédito. Si mantienes un historial de pagar a tiempo en la mayoría de las cuentas y tienes un desliz de vez en cuando, esto no afectará tu calificación tanto como lo hacía antes. Si todas las demás cuentas están en buena forma, un problema no importa tanto y tu puntuación de crédito no sufrirá tanto por un pequeño malentendido.

Ver Mitos y realidades sobre el puntaje de crédito

Tasa de utilización de crédito

El siguiente componente es la cantidad de deuda que tienes en relación con tu crédito disponible, y representa el 30% de tu puntaje de crédito. Por ejemplo, si tienes un crédito disponible de $5,000 y utilizas $4,000 se mostrará que has utilizado el 80% de tu crédito disponible en esa línea o tarjeta de crédito. Para mantener una calificación alta no debes pedir prestado más del 30% de tu crédito disponible de cualquier prestamista. La cantidad total de la deuda juega un papel muy importante en tu puntuación y podría llegar a tener un impacto tan grande como tu historial de pagos.

Para mejorar esta parte puedes llamar a los prestamistas y pedirles que aumenten tu crédito disponible. Siempre y cuando no pidas prestado más, este aumento del crédito disponible ayudará a tu calificación crediticia en general.

Ver Pasos para recuperar tu historial de crédito

Antigüedad del historial de crédito

La duración del historial de crédito comprende alrededor del 15% de tu puntuación. Las personas con puntuaciones de crédito mayores a 800 suelen tener -al menos- tres tarjetas de crédito (con saldos bajos) que han tenido abiertas durante más de siete años.

A medida que pagas la deuda no cierres la tarjeta de crédito. En su lugar, considera la posibilidad de usarla para pagar una pequeña factura mensual fija. Las personas con el mejor historial de crédito pagan sus tarjetas de crédito cada mes, por lo que una pequeña cantidad de actividad pagada en su totalidad de forma mensual puede ayudar a aumentar tu puntuación de crédito.

Las consultas y nuevos créditos

Las consultas y nuevos créditos representan aproximadamente el 10% de tu puntuación. Por lo general, cada vez que solicitas un crédito la institución financiera revisa tu historial en el Buró de Crédito, y estas visitas quedan registradas. Si hay un número alto de consultas en un corto periodo de tiempo, es un indicio de que buscas constantemente financiamiento. Recuerda solicitar un crédito sólo cuando sea realmente necesario y usarlo con prudencia.

Mezcla de crédito en uso

El último 10% de tu puntaje se basa en el tipo de crédito. La deuda a plazos, como un préstamo de auto, es considerado más favorable que la deuda revolvente (tarjeta de crédito). Además se consiguen puntos por tu capacidad de gestionar con éxito varios tipos de deuda; una hipoteca, préstamos para automóviles y tarjetas de crédito, por ejemplo.

Conocer qué se toma en cuenta para el cálculo de tu puntaje de crédito te puede ayudar a mejorarlo. Se considera excelente un puntaje de 700 o más, y un buen puntaje es de 650, pero si tu puntuación está por debajo de este número necesitas comenzar a tomar acciones para mejorarlo.

Continúa leyendo:

5 maneras de obtener un préstamo con mal historial de crédito