¿Sabías que tener deudas puede arruinar tu empleo?

tener deudas

Unas finanzas saludables ayudan a lograr la libertad financiera para alcanzar nuestras metas y disfrutar de la vida como queremos. Por el contrario, tener deudas puede causarnos muchos problemas.

En el artículo ¿Sabías que tener deudas puede causar problemas mentales?, hablamos acerca de la forma en que las deudas, además de afectar tus finanzas y ocasionar problemas con la pareja y la familia, también puede incidir negativamente en la salud. Por si fuera poco, las deudas pueden afectar tu desempeño en el trabajo, causar mucho estrés y arruinar la reputación que has construido en tu vida laboral.

Si estás distraído, tus deudas de tarjetas de crédito no te dejan dormir y no puedes concentrarte, es probable que las deudas estén arruinando tu empleo. Por un lado, tienes tanto estrés por dinero que pasas más tiempo pensando en cómo vas a pagar las cuentas este mes que haciendo tu trabajo. Esto no te permite concentrarte y además te tiene tan de mal humor que ya has tenido algunos problemas en la oficina.

Por otro lado, los cobradores de deudas llaman constantemente a la casa, a tu celular y a la oficina. No descansas bien y evitas contestar cualquier llamada para no hablar con el banco. No quieres pasar un rato amargo ni que te recuerden que estás endeudado. Una vez más, te distraes de hacer tu trabajo. Tampoco quieres que todos en la oficina se enteren que tienes deudas que no puedes pagar o eso podría dañar tu imagen.

Tener deudas también te hace pasar horas sacando cuentas y haciendo una lista de los gastos que tienes que cubrir, distrayéndote nuevamente de tus labores. Y por si fuera poco, tener un mal historial de crédito puede perjudicarte si deseas buscar otro empleo. Ver Cómo un mal historial de crédito afecta la búsqueda de empleo

Como ves, una vida sin deudas puede ayudarte más que con tus finanzas. (Descubre más: Beneficios de una vida sin deudas).

Unas finanzas sanas no son sólo un buen hábito que te permite ahorrar dinero y alcanzar tus objetivos, también es la clave para un buen desempeño en el trabajo y evitar tensiones que pueden poner en riesgo tu empleo. Recuerda que tú eres tu única fuente de ingresos, por eso debes cuidarte.

Cuidarte implica muchas cosas. Significa que debes prevenir cualquier eventualidad y tener un fondo de emergencia que cubra al menos seis meses de gastos en caso de que pierdas tu empleo. Ver Cómo prepararse para un posible despido laboral.

También significa tener un seguro que te permita enfrentar cualquier emergencia médica y cuidar tu salud; que tengas momentos de disfrute que te ayuden a liberar el estrés y sacar la tensión; y tener un plan para saber con claridad qué quieres y hacia dónde vas.

No dejes que un relajo financiero afecte tu salud, tu vida personal y tu vida laboral. Tener deudas está directamente relacionado con la forma en que manejas tus finanzas personales, por eso debes enfocarte en un plan que te permita ver dónde estás y cómo puedes mejorar.

Si estás teniendo problemas económicos y tienes deudas de tarjetas de crédito que no puedes pagar, ponte en contacto con nosotros y recibe asesoría gratis ahora.