¿Cómo saber cuándo es hora de ver a un asesor de crédito?

asesor de crédito

Estudios han revelado un panorama desfavorecedor sobre la cultura de ahorro en México. Uno de los principales culpables de nuestra incapacidad para ahorrar es la deuda. Ya sea en forma de saldos de tarjetas de crédito u otros préstamos personales, la deuda puede convertirse en una bola de nieve demasiado grande para manejar por tu cuenta. Afortunadamente, las reparadoras de crédito pueden ser de gran ayuda cuando se tienen dificultades para salir de la deuda por sí mismo. Aquí hay cinco señales de advertencia que indican que has tomado más deuda de lo que puedes manejar y necesitas un asesor de crédito.

Vives de cheque en cheque

Una cosa es asumir un préstamo, pero otra muy distinta es que el préstamo te asuma a ti. Si estás gastando constantemente más de lo que ganas para pagar la deuda, una emergencia inesperada podría causar estragos en tus finanzas personales. Imagínate que en este momento el calentador de agua se rompiera, o tu coche de repente necesita una nueva transmisión. ¿Podrías llegar a la cantidad necesaria para cumplir con estos gastos cuando estás viviendo el día a día?

Haces demasiados pagos tardíos

El pago de una alta tasa anual de tu deuda de tarjeta de crédito es malo, pero el pago de una tasa anual y una penalización es aún peor. Cuando se hace un pago tarde, los emisores de tarjetas de crédito cobran intereses moratorios desde el primer pago atrasado y durante los lapsos posteriores. Es decir, 60 días de atraso en un pago empeoraría tus posibilidades de pagar tu deuda de tarjeta de crédito.

No olvidemos que hacer demasiados pagos atrasados también causa estragos en tu calificación de crédito. (Ver: 5 factores que influyen en tu puntuación de crédito).

Tienes miedo de los cobradores de deudas

Otra forma de darte cuenta de que necesitas la ayuda de un asesor de crédito es tener miedo constante de responder el teléfono o consultar tu buzón de correo por temor a los cobradores de deudas que están tratando de ponerse en contacto contigo. Si bien la Condusef establece algunas reglas sobre las llamadas de cobranza de los acreedores, seguirán tratando de llegar a ti mientras les debas dinero.

Ver ¿Qué decirle a los cobradores de deudas?

No contribuyes a tu cuenta de retiro

Si vas a poner $400 cada mes durante 35 años en tu cuenta de jubilación con una tasa de 7% de rentabilidad anual, tendrías un total de $709.985 al final del período. Si vas a empezar 20 años más tarde el ahorro en la misma cuenta, necesitas amplificar tus esfuerzos por una suma de $2.200 por mes para terminar con un saldo total similar al final del mismo período de 35 años. ¿Estás contribuyendo a tu cuenta de retiro? ¿Cuánto estás ahorrando?

No tienes un presupuesto

Por último, pero no menos importante, si no tienes ni idea de dónde va tu dinero es una clara señal de que necesitas ayuda con tus finanzas. Ya sea que intencionalmente o no te niegues a trazar tu flujo de caja en un presupuesto, no hay esperanzas de que el monstruo de la deuda de alguna manera vaya a desaparecer. La dura realidad es que no lo hará y lo que necesitas es un asesor de crédito para ayudar a determinar el daño y la solución.

Si presentas alguno de estos signos, es hora de buscar la ayuda de una reparadora de crédito para pagar tus deudas y liberar dinero para los objetivos más importantes. Contáctanos y nuestros asesores financieros podrán ayudarte.