Riesgos de los sistemas de ahorro informales

banker-poll

La mayoría de los mexicanos que ahorran lo hacen a través de sistemas de ahorro informales. ¿Conoces sus desventajas y riesgos?

Tu capacidad de ahorro es un factor determinante para tu futuro: solucionar deudas, llegar al retiro, pagar estudios, cubrir emergencias médicas y otros imprevistos. Ahorrar es clave para tu vida. Lamentablemente, la cultura de ahorro en México no es la más alentadora. Menos de la mitad de la población no tiene un plan de ahorro, y la mayoría de los que lo hacen es a través de sistemas de ahorro informales como las tandas, uno de los métodos preferidos por los mexicanos.

Hay dos problemas principales con estas formas de ahorrar dinero. El primero es que representan un riesgo por ser justamente un método informal que no ofrece ningún tipo de seguridad. Y lo segundo es que no generan utilidad a tu dinero.

Las tandas son un método muy común y usado por los mexicanos, pero no es confiable por múltiples razones. El dinero acumulado en una tanda puede devaluarse ante la inflación y el alza de precios, no permite obtener ningún tipo de rentabilidad y se corre el riesgo de que la persona que organiza la tanda desaparezca con tu dinero.

Otro de los inconvenientes con estas formas de ahorrar es que, en caso de cualquier problema, una persona que ahorra de manera informal no puede ser protegida o defendida por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef). Además el usuario arriesga su dinero por no tenerlo en una empresa formal y autorizada.

En este sentido, la Condusef recomienda el ahorro a través de sistemas formales como las cajas de ahorro, bancos y cualquier otro instrumento financiero que permita generar intereses y mantenga tu dinero a salvo.

Aunque pienses que participar en una tanda es una forma de obligarte a ahorrar y no tocar el dinero que guardas, es preferible que consideres otras maneras de ahorrar que te ofrezcan ese beneficio como la domiciliación del ahorro desde una cuenta corriente hacia una cuenta de ahorro, o a través de tu Afore.

Las cifras sobre los sistemas de ahorro informal son alarmantes. La revista Proteja Su Dinero afirma que la mayoría de los jóvenes en México prefieren guardar su dinero en casa porque piensan que no les alcanza para mantener una cuenta de ahorro en el banco o no la necesitan. La falta de información e interés es otro factor influyente en la decisión de ahorro de los mexicanos, que no están al tanto de la variedad de alternativas de ahorro que ofrece el mercado financiero.

Lo cierto es que una tanda y otras formas de ahorrar dinero informales no asegurarán tu futuro, son solo método cortoplacistas que quizás te ayudarán a reunir un dinero por unos meses, pero sin obtener ninguna rentabilidad o beneficio y a riesgo de que desaparezca.

Continúa leyendo ¡Ahorrar es posible!

Si lo que quieres es un sistema de ahorro que asegure tu dinero, que no te permita tocarlo y además lo multiplique, prefiere un método de ahorro en una entidad financiera formal que se adapte a tus necesidades. A través del Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES) puedes informarte acerca de las instituciones financieras registradas que cumplan con la normatividad antes de poner en sus manos tu dinero, tu futuro.

Para mantenerte informado con los mejores consejos financieros conéctate con nosotros en Facebook.