Cómo priorizar tus metas de ahorro

metas de ahorro

Has logrado asignar un poco de dinero en tu presupuesto para los ahorros y eso es un gran primer paso, pero también hay una larga lista de metas de ahorro. Tu aniversario de bodas se acerca, tus hijos van a la universidad pronto, estás pensando en tu jubilación y es necesario remplazar el coche. ¿Cómo hacer malabares con todas estas metas y cómo es posible ahorrar para todas? Aquí te dejamos algunas sugerencias para que aprendas a establecer prioridades.

El fondo de emergencia es lo primero

Independientemente de lo importante que son tus otros objetivos, la creación de un fondo de emergencia siempre debe ser lo primero. Este fondo es dinero guardado para “el peor de los casos”.  Si eres despedido de tu empleo o el motor del coche explota, el fondo de emergencia salvará tu día.

Muchas personas cometen el error de pensar que deben utilizar su tarjeta de crédito en caso de emergencia y tienen una guardada con dinero disponible por si algo se presenta, pero las tarjetas de crédito no deben utilizarse como una red de seguridad.

Ver Cómo crear un fondo de emergencia en 4 pasos

El retiro también es lo más importante

Ahorrar para el retiro y el fondo de emergencia están empatados como metas de ahorro de más alta prioridad.

Muchos padres cometen el error de priorizar el ahorro del fondo para la universidad de sus hijos en lugar de ahorrar para su propia jubilación. Si bien es natural que quieran pagar los estudios de sus hijos, esto es un gran error. Los estudiantes pueden obtener préstamos y becas para financiar sus estudios, pero nunca se puede llevar a cabo un préstamo de jubilación.

Ver 5 reglas de oro para ahorrar para el retiro

Pagar las deudas

Pagar las deudas de tus tarjetas de crédito es crucial para la buena salud financiera. Este objetivo de ahorro de dinero debe estar por encima de todos los demás, a excepción del fondo de emergencia y la jubilación.

Existen múltiples métodos para pagar tus tarjetas de crédito, ninguno es correcto o incorrecto, todo dependerá de encontrar el que mejor se adapte a las circunstancias particulares de cada quien. Aquí te dejamos algunas opciones:

Si tienes deudas de tarjetas de crédito, debes elegir la opción que te ayude a dormir mejor por las noches.

Obtener más información sobre cómo crear tu primer presupuesto te ayudará a realizar un seguimiento de todos tus objetivos y cómo estructurarlo para destinar una parte de tus ahorros al pago de deudas.

Considerar qué puede desencadenar deudas en el futuro

Una vez que se ha construido un fondo de emergencia, se está guardando para el retiro y has pagado tus deudas, tu siguiente prioridad debe ser ahorrar dinero para cualquier evento que pueda causar que entres en deuda en el futuro.

Mira 5 o 10 años en el futuro para anticiparte a los acontecimientos que podrían dar lugar a las deudas si no estás preparado. Recuerda que tu fondo de emergencia debe ser un último recurso. (Ver Cuándo usar el fondo de emergencias).

Si sabes que eventualmente necesitas reemplazar tu coche, comienza a ahorrar dinero para que puedas comprar uno nuevo en efectivo en lugar de tomar un préstamo automotriz.

Si eres dueño de una casa, con el tiempo es probable que tengas que reemplazar el techo, los muebles y los principales electrodomésticos como el refrigerador, la lavadora y la secadora. En lugar de financiar estas compras, inicia un fondo de ahorro para estos gastos una vez cada diez años.

También es momento de pensar en los estudios de los hijos. Si deseas enviarlos a la universidad, o incluso estás pensando en ir a la escuela por un postgrado, empieza a ahorrar ahora para evitar recurrir a los préstamos estudiantiles. (Sólo recuerda: tu retiro es lo primero).

Si tienes planes de casarte a corto o mediano plazo, empieza a ahorrar de inmediato para pagar la boda.

Siguiendo estos pasos será más fácil priorizar tus metas de ahorro para cubrir todos tus deseos y necesidades sin endeudarte. Independientemente de si quieres viajar, mandar a tus hijos a la universidad o tener una boda de ensueño, recuerda cuáles son las prioridades financieras: el fondo de emergencia, la jubilación y salir de deudas. Una vez hayas cumplido con estos pasos, sigue con tu lista de objetivos.

Porque leíste este artículo, descarga gratis la guía práctica: Aprende a Usar Tus Tarjetas de Crédito