Presupuesto personal TSL para supervisar tu dinero

Utiliza este presupuesto personal para administrar fácilmente tu dinero y tu vida.

Cuando se trata de administrar tus finanzas personales, el secreto para salir adelante es empezar, pero empezar puede ser intimidante y algo abrumador. La buena noticia es que realmente no es tan difícil. Los secretos para el éxito financiero son la simplicidad y la disciplina.

El presupuesto personal es la piedra angular de la gestión financiera. Los presupuestos se ven a menudo como una prisión, algo que limita nuestra libertad recordándonos constantemente acerca de los límites y haciéndonos sentir culpables. Peor aún, monitorear los gastos y actualizar regularmente una hoja de cálculo cada vez que compramos un café parece una tarea devastadora.

Pero un presupuesto bien hecho es en realidad la clave de la libertad financiera. Si sabes cómo estás gastando tu dinero puedes tomar decisiones informadas (y cambios) para asegurarte de que lo estás utilizando de manera eficiente para satisfacer tus necesidades y para avanzar en tus metas a largo plazo, puedes establecer un plan mensual para ahorrar y gastar en lo que mejor sirve a tus propósitos. Eso se llama un presupuesto personal.

Si la idea de elaborar un presupuesto detallado y mantenerlo te hace hiperventilar, el sistema TSL* (por sus siglas en inglés) es una gran manera de respirar. No podría ser más fácil, simplemente vives por la siguiente asignación de tu ingreso bruto:

*Taxes (impuestos), Savings (ahorros), Life (vida).

Impuestos (30%). Debes renunciar a casi un tercio de tus ingresos brutos para cubrir los impuestos sobre la renta y otras contribuciones, incluidos los impuestos a la propiedad. Ese sonido de dinero bajando por el desagüe debería hacer que mires cómo puedes ser capaz de reducir tus impuestos.

Ahorros (20%). Este es el mínimo que debes ahorrar para la jubilación y otros objetivos a largo plazo, como comprar una casa. Idealmente, gran parte de este dinero estará en tu Afore, donde crecerá libre de impuestos hasta que te jubiles. Si has maximizado cuenta de ahorros para el retiro de tu empleador y todavía no has alcanzado el 20% de tus ingresos brutos, abre una cuenta de ahorro voluntario.

Vida (50%). Lo anterior te deja con la mitad de tus ingresos brutos para pagar todo lo que necesitas y quieres en la vida, desde alimentos y refugio, hasta reparaciones de automóviles a la cena, la ropa y entretenimiento. Si gana $5,000 tienes $2,500 para satisfacer todas esas necesidades y deseos.

Tu presupuesto personal no tiene que ser complicado; no tienes que gastar 45 minutos rompiendo tus recibos ni hacer 20 diferentes categorías de presupuesto. Comienza por el seguimiento de las cosas grandes, como vivienda, servicios públicos, alimentos, entretenimiento, ropa, gastos del coche, y puedes agregar categorías a lo largo del tiempo. Tu presupuesto se volverá más útil y potente a medida que inviertas más esfuerzo.

Sí, el proceso de presupuestación toma tiempo y trabajo. Pero el retorno en términos de reducir el estrés y el uso más eficiente de tu dinero bien vale la pena.

Para obtener valiosas herramientas financieras e información sobre cómo llevar una vida libre de deudas, contáctanos y recibe asesoría gratis.