Pasos para hacer un presupuesto personal realista

presupuesto persona

Uno de los desafíos más grandes que enfrentamos cuando se trata de las finanzas, es el presupuesto personal. Aunque tengas muy buenas intenciones, hacer presupuestos demasiado ambiciosos no funcionará.  Establecer metas financieras inalcanzables o demasiado restrictivas es uno de los mayores errores que puedes cometer; en lugar de hacerte feliz, te desalienta. ¿Por qué molestarte tratando de atenerte a un presupuesto si de todos modos vas a fallar? Hoy vamos a centrarnos en conseguir que tu presupuesto realmente funcione.

Configura tu presupuesto

En primer lugar, debes configurar tu presupuesto personal. Puedes hacer un sistema de presupuesto mensual o un presupuesto para cada cheque de pago. Para configurar tu presupuesto necesitas listar tus ingresos y tus gastos. Si no estás seguro de cuánto gastas en ciertos artículos, como comestibles, comprueba tus estados de cuenta bancaria y tarjetas de crédito para ver cuánto gastaste el mes pasado. Esto puede darte el comienzo de un presupuesto real.

¿Se ajusta a tu plan financiero?

A continuación, debes asegurarte de que estás ayudando a alcanzar tus metas financieras. ¿Estás gastando de más cada mes? ¿Cuánto más pagas sobre tu deuda cada mes? ¿Puedes reducir tus gastos para alcanzar tus metas? Si no, es necesario encontrar los gastos que puedes cortar. Una manera fácil de priorizar tu presupuesto es hacer una lista de los elementos que son necesidades primero, y luego una lista de los que son lujos. Debes cortar o reducir los artículos que son lujos primero y después mirar las necesidades. Siempre es una buena idea ver si se puede reducir la cantidad de tus necesidades, pero deben venir al principio del presupuesto personal.

Identificar las áreas problemáticas

A continuación, identifica tus áreas problemáticas, como saber si estás gastando demasiado comiendo fuera o haces compras impulsivas con las tarjetas de crédito. Para estas categorías utilizamos un sistema de sobres, esto significa que sacamos la cantidad presupuestada en efectivo y la ponemos en sobres. Una vez que hemos gastado esa cantidad, dejamos de gastar porque no hay más dinero disponible. Incluso puedes dividirlo en sobres más pequeños y tener uno para cada semana para categorías como comestibles y entretenimiento.

Controlar los gastos diarios

El seguimiento y ajuste de tu presupuesto también son factores importantes para hacer que tu presupuesto familiar o personal funcione. Si gastas más en una categoría, tienes que recortar el gasto en otra. No es difícil transferir dinero entre categorías en tu hoja de presupuesto. Listar tus transacciones cada día es esencial, especialmente al principio. Sólo tomará unos minutos al día y puedes hacerlo con menos frecuencia una vez que tengas tus gastos bajo control. Ver: Cómo llevar un control de gastos

Evaluar de nuevo en un mes o dos

Después de dos meses tendrás que evaluar tu presupuesto personal. La mayoría de la gente hace un gran trabajo el primer mes porque son entusiastas, pero el segundo mes se establecen en la realidad y muchas personas se resbalan. Evaluar tu presupuesto también te da la oportunidad de ver si realmente se puede manejar el presupuesto que has asignado para el supermercado o para el pago de las deudas. Ver: Cómo evaluar un presupuesto personal.

Si no haces un presupuesto personal realista, con objetivos inteligentes que puedan ser medibles, alcanzables y con un período de tiempo establecido, es difícil que puedas mantenerlo. Esto es esencial para mantener las finanzas en orden, sobre todo si necesitas salir de una situación de deudas que está afectando tu economía y la de tu familia. Si este es tu caso, en Respaldo A Tu Deuda diseñamos un programa que puede ayudarte a liquidar tus deudas hasta con un 80% de descuento y recuperar finalmente tu tranquilidad y la de los tuyos. Ingresa al Programa Respaldo aquí.