Pagarte a ti mismo primero: la clave para crear riqueza

Crear riqueza

Siempre dices que vas a aumentar tus contribuciones de jubilación o guardar un poco más de dinero en tu fondo de emergencia, pero de alguna manera otro mes pasa y todavía no lo has hecho.

Es probable que el problema esté en que pagas por todo lo demás: alquiler, víveres, servicios públicos y tal vez unas cenas fuera, y que a menudo no queda suficiente dinero para añadir a los ahorros… al menos no hasta que llegue tu próximo cheque de pago, y así el ciclo continúa.

Si esto te suena familiar, podría significar que no estás en el hábito de pagarte a ti mismo primero, que no es lo mismo que gastar dinero en sí mismo.

¿Qué significa pagarte a ti mismo primero?

“Pagarse primero” en realidad no se refiere a cómo ganar dinero, al contrario de lo que la frase implica, se refiere a la manera de ahorrar dinero.

Pagarse a sí mismo primero significa ahorrar antes de hacer cualquier otra cosa; dejar de lado una porción del sueldo el día que recibimos el cheque antes de hacer cualquier pago. La mayoría de la gente espera y sólo ahorra lo que queda (si es que queda) después de gastar.

El objetivo de pagarte primero es garantizar que tus objetivos financieros estén cubiertos para ayudarte en la creación de riqueza para el futuro. Esto significa que debes pagar tus propias cuentas de ahorro y de inversión en primer lugar, tales como:

  • Fondo de emergencia.
  • Contribución a la jubilación.
  • Seguros de vida y cuidados médicos a largo plazo.
  • Cuenta de ahorros de salud.
  • Pagar deudas y no ocasionar otras nuevas, a excepción de las deudas buenas.
  • Ahorrar para otras metas a largo plazo, como el pago inicial de una casa.

Es importante tener estas bases cubiertas antes de gastar parte del sueldo en, por ejemplo, un “happy hour” con los amigos.

Esto significa que necesitas cambiar tu modo de pensar y tus hábitos de dinero, y eso puede ser un desafío. Puede ser difícil hacer la transición a una mentalidad de pagarte a ti mismo primero porque hay una falta de voluntad para hacer algo diferente si lo hemos hecho de la misma manera desde hace algún tiempo; pero cuanto antes empieces, mejor puede ser.

No sólo vas a ser capaz de tomar ventaja del crecimiento compuesto para ayudar a crecer tu dinero y crear riqueza más rápido, sino que también ayudará a asegurar que tus metas financieras estén cubiertas antes de que ocurra la vida. Esperar demasiado tiempo, y que una reparación importante del automóvil se presente, una gran factura médica o el despido inesperado podría lanzar tus objetivos futuros por la borda.

Ver Cómo enfrentar un despido laboral

¿Por qué “primero”?

La mayoría de las personas dicen que no ahorran suficiente dinero para la jubilación, no invierten o no guardan un fondo de emergencia lo suficientemente grande porque no tienen dinero para ahorrar más. Es por eso que se debe prestar atención a esas cuentas primero y tratarlas como si fueran un proyecto de ley, o de la misma manera que tratas la factura del teléfono o de la electricidad.

De hecho, se debe dar prioridad por encima de todas las otras cuentas. ¿Por qué? Debido a que este enfoque aumenta la probabilidad de ahorrar dinero en una cantidad sustancial. Convierte el ahorro de un “deseo” en una necesidad, y la jubilación y el fondo de emergencia se convierten en una obligación que se debe pagar cada mes.

¿Qué pasa si no puedo cubrir mis gastos?

Muchas personas argumentan que no pueden mantenerse al día con sus cuentas actuales. Si se pagan a sí mismos en primer lugar, creen que se quedarán sin dinero antes de que finalice el mes para cubrir sus gastos básicos.

Ver Trucos para llegar a fin de mes y no morir en el intento

La mayoría de los expertos responden que la gente debe comprometerse a pagarse a sí mismos primero de todos modos. Una vez que hacen este compromiso, se van a ver obligados a encontrar una manera de pagar sus otras cuentas. Quizás necesiten tomar un segundo empleo o cortar algunas cuentas, aunque lo más probable es que va a exigir una combinación de ambas cosas: ganar más y gastar menos. (Ver 5 cambios que debes hacer en tu vida para ganar más dinero)

Pero he aquí el problema: la mayoría de las personas no están lo suficientemente motivadas para tomar un segundo empleo, usar ropa de segunda mano y cortar su factura del cable en aras de poner un dinero extra en su cuenta de jubilación. Sin embargo, sí estarán lo suficientemente motivadas para hacerlo si corren el riesgo de impago de sus facturas.

Si la gente trata de pagar por todo lo demás en primer lugar, y luego ahorrar dinero, a menudo encuentran que se quedan sin nada. Pero si las personas ahorran en primer lugar, y luego pagan sus cuentas, se obligan a llegar a fin de mes.

Pagarte a ti mismo primero, en otras palabras, es una forma de trabajar en crear riqueza ya que, no sólo te ayuda a asegurar tu futuro, sino a reajustar tu presupuesto mediante la búsqueda de formas de ganar más dinero, pagar deudas y reducir los gastos innecesarios, ayudándonos a vivir dentro de nuestros medios.

¿Tienes deudas de tarjetas de crédito que no te dejan crear verdadera riqueza? Ingresa al Programa Respaldo.