¿Que es mejor? ¿comprar o rentar? Ventajas y desventajas

Una de las cuestiones que se nos presentan cuando necesitamos adquirir algo que es de gran importancia para nosotros, es si debemos comprarlo definitivamente; o si es mejor rentarlo.

rentas,compras,diferencias,ventajas,desventajas,mejor,necesidades,vivienda,

Puede ocurrir con cosas muy simples como un vestido o traje para una boda, u otro evento tan relevante como tal. O también, puede convertirse en una decisión más importante cuando queremos establecernos en un lugar, y comprar una casa o departamento.

Es mucho más común y accesible rentar, pues el dinero que se necesita para comprar una propiedad es demasiado, y toma muchos años para poder terminar de pagarla.

Sin embargo, cuando se posee el dinero suficiente, y una gestión de pagos a lo largo de un periodo – no tan largo –  de tiempo; comprar podría ser una mejor opción. Todo dependerá de tus recursos y necesidades.

Para que puedas tomar una decisión tan importante, necesitarás saber cuáles son las ventajas y desventajas de cada acción: comprar o rentar. Por ello, a continuación, te contamos las cosas que deberás tomar en cuenta para elegir lo que sea mejor para ti:

Rentar

Una de las ventajas de rentar, es que no existen ataduras. Puedes depositar el dinero equivalente al tiempo que planeas vivir en cierto lugar, a diferencia de si decides comprar.

Cuando haces los pagos mensuales para liquidar tu vivienda, tienes un largo camino por delante, en el que podrías pasar una cuarta parte de tu vida pagando.

Si te arrepientes, y ya no te convence el lugar, o si de repente se inician construcciones de escuelas o centros comerciales cerca de ti y te encuentras inconforme al respecto; no habrá nadie que liquide por ti todo lo que te falta por pagar.

En cambio, si sólo pagas la renta, puedes cambiarte de casa y no perderás dinero. En el peor de los casos, pagarás una multa por no cumplir con los meses de contrato; pero no se compara con el dinero que gastarías para terminar de pagar una casa.

Además, se reducen los riesgos. Si llegara a ocurrir un accidente, como un terremoto, incendio o deterioro del lugar en el que vives; no estarás perdiendo una propiedad. Puede que pierdas varias pertenencias (y existen seguros para ello). Aunque también existen seguros para inmuebles, el proceso es tardado, y de igual forma perderás mucho dinero.

En cambio, si sólo eres el inquilino de la vivienda; podrás elegir otro lugar para residir, sin mayores complicaciones.

Comprar

Comprar es la mejor opción cuando tienes los ingresos suficientes para poder pagar una propiedad en la cual estás seguro de querer asentarte de manera definitiva, en un periodo de tiempo que no sea exagerado.

Si estás cien por ciento seguro de que la zona es lo que estás buscando, y de que la vivienda satisface tus necesidades; comprar será más económico con el paso del tiempo.

Incluso, si en un momento dado quisieras vivir en otro lado, puedes rentar tu propiedad; y utilizar ese dinero para pagar la renta en el lugar donde quieras mudarte, o incluso una nueva compra. Si el nuevo lugar donde has decidido mudarte es más económico que la vivienda donde solías vivir; también podrás recibir una cantidad de dinero extra.

Las personas que tienen más propiedades además del lugar en el que viven, suelen tener ingresos consistentes y seguros cuando ponen dichas propiedades en renta; y es una de las principales ventajas de comprar un inmueble.

No te podemos asegurar si es mejor comprar o rentar una propiedad, pues siempre dependerá de ti: de lo que tienes y de lo que necesitas.

Te recomendamos ampliamente que, sea cual sea tu decisión, siempre cuentes con un plan de seguros que cubra la pérdida de tu hogar o tus pertenencias, para evitar que tus finanzas se pongan en riesgo.