Guía de ahorro para comprar tu casa

Una de las inversiones más importantes que harás a lo largo de tu vida, será la del lugar donde planeas establecerte de manera definitiva.

guía,ahorro,comprar,casa,hogar,vivienda,enganche,hipoteca,finanUna casa es un gasto muy importante, además de que es bastante dinero que poner sobre la mesa. Muy pocas personas tienen el dinero suficiente como para comprar una vivienda de contado, o en unos cuantos meses. La mayoría de la gente, tarda años en terminar de pagar una casa. Incluso, existen personas que pasan toda su vida liquidando la deuda.

Por ello es realmente importante ahorrar, desde mucho antes de comprar una casa; y durante el tiempo en el que se comience a vivir ahí también.

Claro, existen créditos que te ayudarán a comprar en un periodo de tiempo relativamente corto; pero los intereses que incluyen te harán pagar mucho más dinero del que realmente vale tu hogar. No queremos decir que no solicites un crédito, al contrario, lo necesitarás. Pero entre más dinero ahorres, menor será el crédito, menores los intereses, y, por ende, menor la cantidad total a pagar.

A continuación, queremos recomendarte algunos consejos que te serán de gran ayuda al comenzar un fondo de ahorros para tu casa del futuro:

Primer paso: analizar tu posición laboral 

¿Cuánto dinero ganas? Si no es suficiente, piensa: ¿qué opciones tengo para generar un ingreso extra? O incluso, ¿realmente tengo el trabajo en el que puedo reunir más dinero?

Haz un análisis del tiempo y esfuerzo que pones en tu trabajo, y reflexiona si la paga es la mejor del mercado.

Segundo paso: un presupuesto limpio 

Es decir, un presupuesto en el que ya no destines un porcentaje a pagar deudas. No podrás comenzar ahorrar mientras debas dinero a terceros.

Una vez que saldes todas tus deudas, será el momento de comenzar a juntar el dinero para tu hogar.

Tercer paso: plan a largo plazo 

Debes hacer los cálculos de cuánto dinero podrás ahorrar mensualmente en un periodo de tiempo a mediano plazo, y cuando tengas la cantidad calculada, pregúntate: ¿qué vivienda está dentro de mis posibilidades con este presupuesto? Si nada te convence del todo, alarga el plazo. Busca más opciones, revísalas todas y escoge sabiamente.

Cuarto paso: un fondo de ahorros intocable 

Comienza a ahorrar, y hazlo con disciplina. Todo ese dinero es única y exclusivamente para el mismo fin: tu próxima casa. Ahorra arduamente, y no gastes ni un centavo de tu fondo de ahorros en otra cosa.

Ahora lo que sigue, es trabajar y juntar el dinero para cumplir los dos objetivos principales:

Primer objetivo: reunir el dinero del enganche 

El enganche es la cantidad inicial que pagarás de contado para obtener tu casa. Suelen ser porcentajes mucho más costeables que el valor total de la vivienda, así que debes enfocarte en reunir ese dinero para poder comenzar tu vida en tu nueva casa.

Segundo objetivo: un salario que pague la hipoteca 

Ahora, la hipoteca será la “renta” que pagarás mensualmente y durante varios años para terminar de pagar tu casa.

Deberás tener un ingreso seguro y estable mensualmente, que te permita pagar la hipoteca y el resto de tus gastos esenciales, como alimentación, servicios básicos, educación, gastos de salud, y un pequeño porcentaje para el ocio (muy pequeño).

Para el segundo objetivo, deberás solicitar un crédito. Revisa todas las opciones posibles y escoge la que mejor se ajuste a tus necesidades y posibilidades. ¡Nunca te vayas por la primera opción! Pide recomendaciones a personas de confianza, pues es una decisión muy importante.

¡Ahora sí! Disfruta tu nuevo hogar, y recuerda, ¡no te retrases en los pagos! Esto te brindará la tranquilidad justa para disfrutar tu casa al máximo.