Cómo evitar las compras compulsivas en el buen fin

compras compulsivas

En el fin de semana más barato del año abundan las ofertas y las promociones de compras a meses sin intereses, razón por la cual los consumidores caen en la tentación de hacer compras compulsivas en el buen fin. Pero es importante que sepas planificar tus compras e identificar tus necesidades; gastar por gastar sólo va a arruinar tu bolsillo.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) también exhortó a los consumidores a ser prudentes con sus gastos en el buen fin. Recomendó que revisen y comparen los precios, y que evalúen si realmente necesitan el producto.

Para que tu bolsillo sobreviva este año a las compras en el buen fin, te damos algunos consejos.

Planifica tus compras

Hacer una planificación de tus compras te permitirá identificar cuáles son tus prioridades para enfocar tus gastos en tus verdaderas necesidades y desechar las cosas que pueden esperar, evitando por completo las compras compulsivas. Por ejemplo, cambiar tu teléfono por un Smartphone de última tecnología o cambiar tu refrigerador que, además de viejo, consume mucha energía eléctrica. Debes poner en la balanza los beneficios que obtendrías si colocas de primero en tu lista la compra de un refrigerador nuevo, que además te permitirá ahorrar en la factura de la luz, en lugar de un teléfono.

Determina un presupuesto

Como haces con las compras navideñas, destina un presupuesto para las compras del buen fin 2016. Toma en cuenta tus ingresos, gastos fijos y si tienes algunos ingresos adicionales, como el aguinaldo o bono extra, y contempla otros compromisos de pago que tengas.

Busca el mayor beneficio

Un buen precio no es suficiente. En el buen fin tendrás disponible un menú de opciones, y un mismo artículo lo puedes encontrar en diversas tiendas. Por esto es importante que compares no sólo el precio, sino los beneficios extras, como el pago a meses sin intereses, las bonificaciones por pagos en efectivo y la acumulación de puntos o descuentos en próximas compras.

Define una forma de pago

El método de pago dependerá de las posibilidades de cada persona, así como del plan y el presupuesto que haya definido para las compras en el buen fin. Antes de gastar, piensa si es más conveniente el pago a meses sin intereses o si puedes ahorrar más pagando de contado con dinero en efectivo. Pagando con tarjeta de crédito puedes comprometer ingresos futuros, pero también podrías quedarte sin dinero si decides pagar de contado. Si decides aprovechar los meses sin intereses, asegúrate de que los artículos que compres tengan un tiempo de vida mayor a los meses que tardarás en pagarlos.

Cuida tu aguinaldo

Si ya recibiste tu aguinaldo o parte de él, no significa que debas gastarlo todo en el buen fin. Apégate a tu plan y a tu presupuesto, y si consideraste usar tu aguinaldo, no lo gastes todo y evita las compras compulsivas. Recuerda que navidad está cerca, y podrás quedarte sin dinero para las fiestas.

En esta época se pueden hacer compras muy útiles, sobre todo en equipos electrónicos y línea blanca para el hogar. Pero si quieres que tus finanzas sobrevivan al buen fin, la planificación y usar el crédito responsablemente son clave. Aprende a usar correctamente tus tarjetas de crédito descargando gratis esta Guía Práctica.