¡Elige vivir sin deudas!

Vivir sin deudas

Muchas personas no saben lo que se siente estar libre de deudas. Muchos adultos jóvenes comienzan su independencia, asisten a la universidad y obtienen préstamos estudiantiles para financiar su educación. Aprovechan las numerosas ofertas de tarjetas de crédito y pueden terminar con miles de pesos de deuda en tarjetas. Una vez que se gradúan, consiguen su primer empleo y empiezan los préstamos del coche, luego las hipotecas y los pagos son sólo una forma de vida, sin detenerse a pensar en pagar sus deudas y cómo ser libre de ellas.

¿Qué significa una vida sin deudas?

Vivir sin deudas puede ser muy diferente a llevar una vida con pagos; significa ahorrar para las cosas que queremos, hacer sacrificios y resistir las compras por impulso. Significa limitar la cantidad de dinero que “sobra” cada mes, planificar las compras más grandes y asegurarse de estar utilizando el dinero para las cosas que más importan.

Pero también significa libertad financiera. Puedes dejar el trabajo si no estás satisfecho con tu empleo sin tener que preocuparte acerca de si serás capaz de mantener tu casa o cubrir tus gastos. Salir de deudas significa que puedes hacer que tu dinero trabaje para ti y comenzar a construir riqueza verdadera.

Ver Cómo hacer que tu dinero trabaje para ti en tres pasos

Significa libertad a partir del peso de la deuda que tienes. La deuda es una gran preocupación que siempre está en tu mente, incluso si eres bastante bueno en ignorarla. Elegir una vida sin deudas es una vida sin estrés. Descubre más leyendo: Beneficios de una vida sin deudas

Ten en cuenta la cantidad que pagas cada mes y lo que podrías hacer con ese dinero si no estuvieras aplicando pagos a la deuda cada mes. Si tienes deudas en tarjetas de crédito, un pago de préstamos estudiantiles y pagos del coche puedes estar gastando gran parte de tu sueldo cada mes sólo en el pago de deudas. Si tuvieras esa cantidad de dinero extra para destinar al ahorro o la inversión, realmente podría empezar a crecer tu riqueza.

La gente a menudo tiene la idea errónea de que un crédito es una manera fácil de conseguir las cosas que quieren ahora, pero no son capaces de ver las consecuencias de la deuda a largo plazo y los costos que realmente trae. Vivir libre de deudas te permite vivir el tipo de vida que quieres vivir.

¿Cómo vivir sin deudas?

Para vivir sin deudas necesitas crear un plan de pago de deudas. En primer lugar debes hacer una lista de tus deudas de acuerdo con el saldo y la tasa de interés; puedes escoger la que tenga la deuda más alta, la deuda más baja o la mayor tasa de interés según el método que mejor te resulte:

Luego, hay que encontrar dinero extra para aplicar a cada una de las deudas cada mes. Esto puede involucrar recortes en tus gastos, tomar un segundo empleo o conseguir otras fuentes de ingresos. A continuación, se aplica todo el dinero extra a la deuda en el primer lugar de tu lista. Una vez que la hayas pagado, pasar a la siguiente deuda y así hasta que hayas pagado todas las deudas; todo esto sin dejar de realizar los pagos mínimos de las demás deudas. Dependiendo de la cantidad de deuda puede que te tome uno o dos años salir de deudas.

Continúa leyendo Vivir sin deudas en 7 pasos

¿Y ahora qué?

Una vez que te encuentres libre de deudas tienes que comprometerte de no entrar en la deuda de nuevo. Esto significa planificación financiera para las compras, ajustarse a un presupuesto y llevar una vida controlada, pero todas estas cosas valen la pena para ser libre. No permitas que todo el trabajo, esfuerzo y sacrificio que te tomó llegar a la meta se vayan a la basura mediante de la adopción de nuevas deudas. ¡Recuerda la libertad que viene de vivir sin deudas!

Si necesitas ayuda para pagar tus tarjetas y disfrutar de una vida sin deudas, en Respaldo a Tu Deuda podemos ayudarte a liquidar tus tarjetas de crédito y tiendas departamentales con hasta 80% de descuento con nuestro Programa Respaldo.

¡Elige vivir sin deudas, elige Respaldo a Tu Deuda!

Para más información y asesoría gratuita ingresa aquí.