Cómo dejar de usar el dinero de tu cuenta de ahorros

cuenta de ahorros

Cuando el dinero es escaso, es fácil echar mano de los ahorros para ayudar a superar los tiempos difíciles. Sin embargo, es posible que tu dinero no esté creciendo y puede ser difícil ver algún progreso. Por lo general esto significa que estás teniendo problemas con tu presupuesto, con los gastos o con la planificación. Aquí hay siete maneras en que puedes dejar de tocar tu cuenta de ahorros cada mes.

Establecer un fondo de emergencia

Si tienes un fondo de emergencia independiente para manejar gastos inesperados, ya no tendrás que echar mano de tus ahorros cuando tu vehículo se descomponga o cuando tengas un problema de salud.

Ver Cuándo usar tu fondo de emergencia

Sólo efectivo

Identifica las categorías de tu presupuesto y cambia a dinero en efectivo para pagar la mayoría de tus gastos. Tu banco puede transferir dinero automáticamente de tu cuenta de ahorros para cubrir gastos, lo que hace que sea más fácil ser poco estrictos con el presupuesto.

Además, cuando estás utilizando sólo dinero en efectivo para pagar tus gastos es menos probable que gastes en exceso, ya que tienes que movilizarte para sacar el dinero del banco.

Ver 7 razones para usar dinero en efectivo

Mover tus ahorros a otro banco

Si te dispones a ahorrar dinero en un banco diferente al de tu cuenta corriente y tarjetas de crédito, se ralentiza la rapidez con que puedes acceder al dinero. Esto puede ayudar a frenar las compras por impulso y todavía tendrás acceso al dinero si lo necesitas.

Puedes configurar el ahorro automático para que tu dinero sea transferido a esa cuenta cada mes. Esto facilita que tus ahorros crezcan en lugar de recurrir a ellos para cubrir gastos.

Ver 3 Formas de hacer un ahorro automático

Ajustar tu presupuesto

Si constantemente tienes que echarle mano a tus ahorros, es una señal de que algo anda mal con tu presupuesto. Quizás necesitas ajustar los gastos en la categoría de comestibles u otras áreas para cubrir el aumento de los costos en las facturas de servicios públicos. Tomarte el tiempo para evaluar tu presupuesto cada mes y realizar un seguimiento hará una gran diferencia en la cantidad de ahorro de dinero.

Ver Cómo evaluar un presupuesto personal

Encuentra ingresos adicionales

Puede ser que no estás haciendo lo suficiente para cubrir tus gastos básicos. Si estás tocando tus ahorros para cubrir estos gastos cada mes y no para cubrir emergencias o gastos inesperados, debes encontrar fuentes adicionales de ingresos o buscar un nuevo trabajo. El aumento de tus ingresos puede hacer que sea más fácil ahorrar dinero.

Ver 10 ideas para ganar dinero extra

Encontrar maneras de reducir otros gastos

Si tienes la necesidad de usar tus ahorros con frecuencia, puede ser que has adquirido demasiadas deudas; esto realmente puede reducir tu capacidad para cubrir tus necesidades. Es posible que tengas que cortar extras como la televisión por cable o el gimnasio para llegar a fin de mes y trabajar hacia tus metas financieras.

(Descubre más ideas para reducir gastos en: Ahorros en el Hogar)

Recompensarte a ti mismo

Darte una  recompensa cada vez que cumplas un hito o alcances un objetivo de ahorro te ayudará a mantenerte motivado para no tocar tu cuenta de ahorros. Comienza con pequeñas recompensas para ayudarte a crear un impulso, y luego date recompensas más grandes en espacios de tiempo más separados a medida que alcanzas tus objetivos. Por ejemplo, para tus primeros $1,000 ahorrados prémiate con un video juego o un nuevo par de zapatos. Una vez que llegues a $10.000, puedes recompensarte con algo más significativo como unas vacaciones de fin de semana.

¿Tienes deudas y no puede ahorrar dinero para pagarlas porque siempre terminas usando el dinero? Ingresa al Programa Respaldo ahora. Con nosotros podrás guardar un separado mensual en una cuenta de ahorros exclusiva para la liquidación de la deuda. ¡Conoce cómo funciona nuestro programa!