Cómo no debes gestionar tus finanzas personales

Cuando se trata de dinero, sabemos que debemos ser extremadamente cautelosos en la manera en la que lo administramos; pues de él dependen muchas de las cosas que hagamos (o dejemos de hacer) con nuestra vida.

finanzas,personales,gastos,ahorros,consejos,limites,prohibido,tips,no,hacer,

Seguramente ya habrás escuchado varios consejos de cómo organizar tus finanzas personales, sin embargo, a veces es muy difícil seguir las reglas para ahorrar, pues las tentaciones para gastar se presentan todos los días, en diversas formas distintas.

A veces, se nos vuelve más fácil entender una restricción que un consejo, y por eso, hoy queremos compartirte algunas de las cosas que no debes hacer con tu dinero, cuando lo que quieres es gestionarlo de manera correcta.

No comprar sin antes reflexionar

Antes de hacer cualquier tipo de compra, pregúntate a ti mismo: ¿realmente necesito comprar esto? Analiza el costo-beneficio, y no te dejes llevar por cualquier oferta que se te atraviese. Es importante mantener el autocontrol sobre las compras hormiga o compulsivas, pues, el no hacerlo, puede significar un gasto considerable para tus finanzas.

Dejar los pagos para después

El estrés que causa saber que tienes un pago pendiente es muy molesto, y ese no es el único problema que ocurre cuando pospones tus pagos.

Además de que se pueden generar intereses que elevarán de manera definitiva el monto a pagar, esto puede causar olvidos.

Es mucho más fácil mantener el orden de tus finanzas si pagas todas tus deudas a tiempo, en lugar de posponer tus pagos.

No llevar un recuento de los datos

Sería útil tener una libreta y una pluma junto a tu cama, o en tu bolsillo. Cualquier lugar que frecuentes, donde puedas anotar todos los gastos que haces (qué compraste, cuánto gastaste). Así, el dinero no desaparecerá mágicamente. Esto te ayudará a llevar un orden en tus egresos, y a observar qué comportamientos o costumbres le cuestan más a tu cartera.

Comenzar a gastar sin haber establecido un presupuesto

Este es uno de los errores más comunes, y que, si se evitara, podría ser la clave de tu éxito financiero. Cuando tienes un presupuesto, es mucho más sencillo establecer tus límites y tenerlos presentes. Así, no gastarás de más en lo que no debes, y serás mucho más disciplinado en la gestión de tus finanzas.

Caer en tentaciones

Dejarse llevar por el consumismo innecesario, por las ofertas de objetos que realmente no necesitas. No compres objetos que nunca hubieras considerado si no estuvieran en oferta, pues no tienen ningún uso indispensable en tu vida, y sólo te harán gastar cantidades valiosas de tu dinero.

No ahorrar

Grave error. Ahorrar es una de las mejores costumbres que puedes tener para cuidar tus finanzas, si no es que la mejor de todas.

Cuando guardas tu dinero para crear un fondo de ahorros, éste se vuelve intocable hasta el momento en el que se presente una situación verdaderamente importante que implique un gasto considerable.

Imagina encontrarte en una emergencia financiera y no tener un ahorro dirigido a una situación así. Tus finanzas se convertirían en un desastre.

Es por ello, que el ahorro es el mejor amigo de la gestión financiera.

Invertir “quién sabe dónde”

¡No lo hagas! Cuando decides invertir en algo, tienes que tener el riesgo en mente. No inviertas más de lo que puedas pagar en caso de salir perdiendo, y mejor, decide invertir en algo que sea seguro; de lo cual puedas conseguir buenas recomendaciones.

De lo contrario, estarás poniendo en juego tu dinero, tus pertenencias, e incluso tu hogar y tu seguridad.

Gastar más de lo que ganas

No hacen falta explicaciones para esto. Simplemente es un error, y por tu bienestar físico, mental y financiero, jamás deberás de cometer semejante error.

Cuida tus finanzas, porque son la base de muchas otras cosas importantes de tu vida; como tu subsistencia, educación y pleno desarrollo.

 

 

Etiquetas: