Dale más rendimiento a tu dinero con estos 13 consejos

ahorro, dinero, energía, compartir, descuentos, crédito, mercadotecnia, gratis, gastoEl ahorro es uno de los hábitos más importantes ya que nos permite enfocar nuestras finanzas en invertir sólo en lo que es realmente importante y enfocarnos en objetivos financieros concretos.

Sin embargo, también es uno de los hábitos más difíciles de cumplir al pie de la letra y sabemos que ya lo has intentado en múltiples ocasiones, pero ¿por qué lo será?

Entre las principales causas de que el ahorro sea un hábito difícil de practicar con constancia está la falta de una adecuada estrategia de finanzas personales, las cuales siempre comienzan por clasificar tus ingresos y egresos, asignándoles prioridades a partir de las cuales pueden armarse presupuestos exitosos.

Otra causa de que nunca nos sea posible ahorrar es la cultura del consumismo y el poder de la mercadotecnia, dos factores que se entrelazan y retroalimentan para ofrecernos una infinidad de supuestas oportunidades con las cuales ganaremos más por lo que estamos pagando; sin embargo, la mayoría de las veces esto no resulta cierto o cubre cosas que realmente no necesitamos.

Pero nuestro enfoque en este artículo no es precisamente el hallar a “los culpables” de la nula cultura del ahorro sino los pasos básicos para aplicarla de verdad y aprender a comprar más sin gastar más dinero. ¡Así que practica los siguientes consejos y logralo!

1. Si Puedes tenerlo gratis, ¡no lo compres!

Siempre hay alternativas gratuitas para muchos de los servicios y gastos que solemos realizar; un ejemplo de ello es el utilizar medios para Skype en lugar de llamadas de larga distancia, servicios de medios en streaming en lugar de paquetes con cientos de canales de cable que nunca veremos. Otro ejemplo es el de investigar tarjetas de crédito o financiamientos que no cobren por apertura ni manejo de cuenta.

2. Planifica tus regalos con meses de antelación

En las épocas donde se acostumbra realizar regalos a nuestros seres queridos, las marcas no sólo dejan de dar ofertas reales sino que aumentan su precio de forma silenciosa. Para evitarlo, recomendamos adelantarte y comprar los regalos de Navidad, San Valentín o Día de las Madres con algún tiempo de antelación.

3. Investiga la calidad y comentarios de cada marca

Lejos de dejarte llevar por los trucos de mercadotecnia, te recomendamos investigar lo que dice la gente en Internet sobre las marcas que más te interesan para así comprobar que te entregan la calidad y valor que tanto prometen.

4. Conviértete en un loco por las listas

Realizar listas de compras de forma exhaustiva te ayudará a discernir las compras que realmente necesitas de aquellas que son sólo impulsos o gustos innecesarios.

5. Estudia y sigue los descuentos

Lleva un registro constante de los precios de aquellos productos que compras con mayor frecuencia y los de su competencia, para así comprobar que los descuentos publicados en ofertas sean reales y buenos para tu economía.

6. ¿Altibajos emocionales? Mejor evita salir de compras

Comprar cuando estás enojado, feliz o triste es una de las peores ideas, ya que solemos comprar de más con tal de compensar esos desajustes emocionales que nos hacen sentir que nuestra vida va sin rumbo alguno. #TraumaMillennial

7. Hágalo Usted Mismo: Mucho más que una cosa “hipster”

Si bien, se ha vuelto más una moda que un hábito, el construir o preparar con nuestras manos los productos que consumimos con frecuencia es una opción más barata, divertida y sustentable que adquirirlo todo en un supermercado.

8. Compara precios y aprovéchate de ello

Una continuación de nuestro punto 5 es el comparar los precios de cada marca con su competencia, pero aprovechándolo de otra forma: exigir que se respeten las ofertas de la competencia. Créenos: un negocio inteligente prefiere sacrificar parte de su margen de ganancias que a un cliente que puede volver en un futuro.

9. Adopta la cultura de compartir

Compartir el vehículo camino al trabajo, la cuenta de Netflix, las herramientas para darle mantenimiento a la casa, libros, juegos o discos con amigos y familiares le da mayor valor real y sentimental a lo que compramos.

10. Ahorrar en mantenimiento no es buena idea

Un aspecto en el que no recomendamos escatimar recursos es en el mantenimiento de tus bienes, especialmente los más valiosos como tu casa o auto. ¡Recuerda que lo barato sale caro!

11. Lonche de a diario: barriga y bolsillo contentos

Ahorra dinero preparando tu propio lonche en casa todos los días, con lo cual puedes crear tus combinaciones favoritas y saludables sin desembolsar tanto dinero en ello.

12. Sustentabilidad: di no al desperdicio de energía

Apaga las luces que no necesitas, utiliza focos ahorradores, renueva tus electrodomésticos, utiliza celdas solares… son incontables las formas en las que puedes contribuir a tu ahorro adoptando hábitos sustentables en tu consumo de energía.

13. ¿De verdad lo necesitas a crédito?

Si puedes comprar algo a contado, ¡hazlo sin pensarlo! Comprar a crédito todo no te hace ningún favor y puede poner en riesgo tu estabilidad económica si no cuentas con la liquidez necesaria para realizar tus pagos mes a mes.

Ahora que conoces los pasos básicos para darle más rendimiento a tu dinero y así comenzar con un ahorro verdadero, es importante revisar las otras acciones que puedes aplicar para que tus finanzas comiencen a “respirar” y posibilitar una mejora en la calidad de vida; entre las acciones más comunes y necesarias se encuentra un buen manejo de tus deudas, siguiendo el objetivo de liquidarlas en la medida de lo posible.

Afortunadamente, en Respaldo a tu Deuda somos especialistas en la negociación de tu deuda, de forma que si no puedes dormir ni empezar a ahorrar por lo mucho que tú debes, somos los indicados para conseguirte el trato que de verdad mereces. ¡Contáctanos y conoce más!

 

Etiquetas: