Cuándo usar tu fondo de emergencias

fondo de emergencia

¿Cómo saber cuándo una emergencia realmente lo es? Descubre  aquí cuándo usar tu fondo de emergencia.

Una de las piezas claves de la asesoría financiera para evitar el endeudamiento es la construcción de un fondo de emergencia. Se trata de un fondo de ahorro que se toca sólo en caso de graves eventos no planificados, el tipo de situaciones que de lo contrario obligarían a entrar en la deuda como último recurso.

Pero, ¿qué constituye una emergencia?, ¿cuándo se debe recurrir a este fondo?, ¿cómo saber cuándo una emergencia realmente lo es? La mejor manera de responder a estas preguntas es crear primero una lista de los gastos que no deberían considerarse como emergencias.

Los gastos anuales

Muchas personas se ven sorprendidas cuando llegan los impuestos anuales de la propiedad, impuesto sobre la renta, la renovación del seguro del auto y las compras de navidad o vacaciones. Pero estos gastos no son emergencias.

Ya sabemos que tenemos que pagar impuestos una vez al año. Aunque no sabemos la cantidad exacta, sabemos que debemos presupuestar un poco de dinero cada mes para este tipo de gastos, igual el seguro y las compras de navidad.

Gastos ocasionales pero predecibles

Algunas personas utilizan su fondo de emergencias para pagar los gastos que son predecibles en la naturaleza, pero no en el tiempo. Por ejemplo, las reparaciones de la casa o el coche. Sabes que vas a tener que pagar en algún momento por reparaciones importantes del automóvil; no sabes cuándo ocurrirá, puede ser mañana, en tres meses o un año, pero sabes que en algún momento necesitarás dinero para el coche. Y, aunque es un gasto no predecible en el tiempo, el auto va dando señales de que pronto algo fallará, así que debes estar atento a esas señales. Lo mismo sucede con otros artículos como la lavadora, aire acondicionado, etc.

Esto también es válido para la necesidad de reemplazar el coche por completo. En algún momento en el futuro el auto se descompone hasta el punto en el que ya no valdrá la pena repararlo. En lugar de asaltar tu fondo de ahorros para emergencias para comprar un coche nuevo, empieza a guardar dinero para comprar un coche.

Como el momento de estos eventos no es predecible, pero el hecho sí lo es, debes tomarlos en cuenta a la hora de planificar tus ahorros y presupuesto para no usar el fondo de emergencia en este tipo de gastos. Deja un poco de dinero cada mes para gastos por reparaciones.

Continúa leyendo Como ahorrar en el mantenimiento de tu coche

Los gastos imprevisibles

Aunque es bueno siempre esperar lo mejor, a veces suceden lamentables acontecimientos que no se pueden predecir. Puede ocurrir que tú y tu pareja pierdan sus empleos al mismo tiempo, es posible que ocurra una catástrofe médica importante y el seguro no alcanza a cubrirla, o puede que algún fenómeno natural arrase con tu casa. Este tipo de eventos son realmente impredecibles. Esto es lo que un fondo de emergencias está destinado a cubrir.

La razón de por qué recomendamos crear un  fondo de emergencia que cubra por lo menos de 3 a 6 meses de gastos, es porque tendrás que recurrir a este fondo si sufres una pérdida importante de empleo, y si esto ocurre, deberás tener un fondo suficiente como para cubrir varios meses de facturas mientras consigues una nueva fuente de ingresos.

Reserva un fondo de emergencia para este tipo de catástrofes. Mientras tanto, incorpora ahorrar para reparaciones en el hogar o ahorrar para la reparación del auto en tu presupuesto ordinario.

Relacionados: