¿Cuándo tomar un aumento de límite de tarjeta de crédito?

tarjetas de credito

Las tarjetas de crédito y otras líneas de crédito vienen con un límite máximo disponible al que puedes acceder. De vez en cuando los prestamistas ofrecen aumentar límite de crédito, y aunque se podría pensar que es una trampa, si tienes buen crédito y siempre pagas a tiempo, esta podría ser una oferta que vale la pena aceptar.

Es bueno obtener un límite más alto porque puede conducir a un mejor crédito. Tu puntuación de crédito se basa, en parte, en la tasa de utilización de crédito, es decir, en la cantidad que usas de tu crédito disponible. Cuanto menos se utiliza, mejor calificación. Si estás utilizando casi la totalidad de tu crédito disponible, para los prestamistas es posible que hayas caído en tiempos difíciles y puede que no seas capaz de mantenerte al día con los pagos. Supongamos que tu límite de crédito es de $10.000 y debes $2.000 pesos. Estás utilizando un 20% de tu crédito total disponible. Este es un buen lugar para estar; una buena tasa de utilización es alrededor del 30% o menos.

Ver: Cómo se compone tu puntaje de crédito

Ahora, ¿cómo saber si debes o no aceptar la oferta del banco de aumentar tu límite? No siempre es prudente aceptar un aumento. Una persona con las tarjetas al tope, que tiene problemas de gasto y no puede pagar los saldos, no está en la capacidad de manejar un límite más alto que al final se traduce en más dinero disponible para gastar.

Una vez más, un aumento de crédito sólo ayudará a tu calificación. No es necesario gastar más de lo que actualmente estás pasando y se debe pensar en ello sólo como una red de seguridad adicional. La única razón para rechazar la oferta del banco de aumentar tu límite podría ser simplemente que no confías en ti mismo y sabes que vas a gastar más (sin pagarlo).

¿Solicitar un aumento?

Si tu banco no te está dando un aumento del límite de crédito tarjeta de crédito, solicitarlo sin estar calificado podría ser contraproducente. Tu límite en realidad puede ser rebajado o incluso tu cuenta podría ser cerrada. Es más, el proceso de revisión de tu cuenta en realidad puede hacerle daño a tu historial de crédito, al menos en el corto plazo. Si estás a punto de obtener un préstamo grande, como un préstamo de casa o auto, las consultas pueden causar problemas.

Por otro lado, a veces tiene sentido solicitar un aumento del límite de tarjeta de crédito. El mejor momento para pedirlo es cuando no lo necesitas: cuando el saldo de tu tarjeta es bajo o cero, cuando tienes ingresos constantes de tu trabajo y cuando sabes que tu informe de crédito está libre de elementos negativos.

Como parte de tu solicitud es posible que tengas que explicar por qué deseas un aumento. La mejor manera de responder no es decir que tu flujo de efectivo es escaso y que quieres gastar más, o probablemente no será aprobado. Es mejor explicar que estás tratando de mantener tu uso de crédito bajo en relación con tu límite de crédito, y que es probable que no vayas a utilizar la totalidad del dinero disponible. Esto es completamente razonable, sobre todo si tus gastos mensuales consumen una gran parte del límite de tus tarjetas.

Hay otros beneficios a un límite más alto. Tener más dinero disponible significa más opciones: puedes utilizar tu tarjeta de crédito en caso de emergencia, y (si es que ganas premios o acumulas puntos en tu tarjeta) se pueden utilizar para más tipos de compras. Pero recuerda, debes aprender a manejar tus tarjetas de crédito de forma responsable y mantener la tasa de utilización de crédito por debajo del 30%.

¿Quieres tomar un aumento del límite de tarjeta de crédito? Primero aprende a usar tu plástico descargando gratis la guía completa: Aprende A Usar Tus Tarjetas De Crédito