¿Convienen las tarjetas de crédito departamentales?

Tarjetas de crédito departamentales

Grandiosas ofertas, facilidades de pago y meses sin intereses son los principales atractivos de las tiendas cuando ofrecen sus tarjetas de crédito departamentales. ¿Pero es conveniente adquirir estas tarjetas?

Según la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, siete de cada 10 personas utilizan tarjetas de crédito de tiendas departamentales, convirtiéndolas en el producto de crédito más usado después de las tarjetas de crédito bancarias.

¿Cómo funcionan?

Estas tarjetas de crédito funcionan de manera similar a las tarjetas de crédito tradicionales. Puedes realizar compras con tu tarjeta departamental y pagarlas con el tiempo, cada mes se requiere un pago mínimo e incluyen una tasa de interés. Muchas de estas tarjetas ofrecen descuentos exclusivos si las utilizas para hacer una compra, pero también representan –al igual que las tarjetas de crédito bancarias- unas desventajas que hay que considerar.

¿Cuáles son sus ventajas?

Estas tarjetas departamentales comenzaron principalmente con grandes almacenes o marcas, pero ahora se pueden conseguir en pequeñas cadenas y tiendas de artículos para el hogar, herramientas, alimentos, ropa o calzado. La principal ventaja de este sistema de crédito es que ofrece un descuento adicional sobre el precio de la compra cada vez que utilices tu tarjeta.

Este esquema que ofrecen las tiendas para aumentar las ventas y ganar la fidelidad de sus clientes, además de ofrecer descuentos exclusivos, ofrece facilidades de pago así como meses sin intereses. Pagar con una tarjeta departamental permite amortizar la compra a lo largo de un determinado número de meses sin pagar intereses, o pagar una cantidad fija cada mes.  Es un sistema recomendado sólo a personas puntuales con sus pagos para que puedan aprovechar las compras a meses sin intereses que ofrecen estas tarjetas de crédito departamentales.

Ver ¿Meses sin intereses?

Además, por lo general este tipo de tarjetas no implican comisión de apertura, anualidades ni cobro por robo o extravío.

¿Cuáles son sus desventajas?

Es importante recordar que ninguna tienda ofrecería un descuento si no es para su propio beneficio. Las tasas de interés que manejan este tipo de créditos suelen ser más elevadas que los créditos bancarios, porque los requisitos que piden estos establecimientos para otorgar el financiamiento son mínimos, por ende, el riesgo es más alto.

El tipo de interés de una tarjeta de crédito de una tienda puede alcanzar el cuarenta por ciento. Si realizas una compra y no pagas el saldo en su totalidad, estarás pagando mucho más de lo que te costó el producto y perderías el beneficio del descuento, además, te tomará algo más de tiempo pagar la tarjeta.

Otra de las desventajas de las tarjetas de crédito de tiendas departamentales es que el Costo Anual Total (CAT) es también más alto que el de las tarjetas de los bancos, pudiendo ser superior al cuarenta o cincuenta por ciento.

A esto debemos sumarle que la gente gasta más dinero cuando las cosas están en oferta, por lo que la tentación de realizar compras compulsivas o innecesarias que te lleven a la deuda es mayor. Es más seguro evitar la trampa y la tentación de las tarjetas de crédito de tus tiendas favoritas, y comprometerte a pagar en efectivo todas tus compras.

Ver ¿Cómo detener las compras compulsivas con tu tarjeta de crédito?

Otro aspecto importante que debemos considerar con este tipo de crédito es que la regulación es comercial, no financiera. Esto significa que las autoridades financieras no tienen ningún tipo de injerencia para regular las tasas o tipos de interés. En estos casos, la autoridad competente que respalda al usuario de tarjetas departamentales es Profeco.

Estas tarjetas de crédito deben ser tratadas igual que cualquier otra tarjeta de crédito. Si puedes ser disciplinado y pagar la tarjeta en su totalidad cada mes, entonces puedes sacar provecho de sus ventajas. Si no es así, entonces no debes correr el riesgo de caer en la trampa y mantenerte al margen de la utilización de la tarjeta por completo.

Si tienes saldos pendientes en tus tarjetas de crédito bancarias o tarjetas de crédito departamentales, debes establecer un plan de pago de la deuda ahora. Nosotros podemos ayudarte, contáctanos y recibe asesoría gratis.