Construye tu historial crediticio sin usar tarjetas de crédito

Historial de crédito

Hay un montón de razones porque las personas evitan el uso de tarjetas de crédito. Las tasas de interés pueden ser muy altas, y caminar por ahí con una gran cantidad de dinero disponible en el bolsillo puede dar lugar a compras compulsivas que se convierten en grandes deudas. Por lo tanto, podrías ser perdonado por pensar que tu puntuación de crédito sería mayor si no utilizas las tarjetas de crédito. (Ver también: Pasos para recuperar tu historial de crédito)

Sin embargo, los factores más importantes en el cálculo de tu puntuación incluyen el historial de pagos a tiempo y el crédito disponible. Si no usas las tarjetas de crédito ni efectúas pagos de préstamos, puede que no tengas suficiente historial de crédito para obtener un alto puntaje. Parece irónico, pero si no tienes ninguna deuda puedes terminar con una mala calificación crediticia debido a la falta de un historial reciente.

Pero digamos que todavía no estás interesado en el uso de tarjetas. ¿Cómo construir tu crédito sin ellas?

Usuario autorizado

Una manera fácil para impulsar tu calificación de crédito es tener un miembro de la familia que te agregue como usuario autorizado en una de sus tarjetas para que puedas obtener el crédito disponible y el historial de pagos añadido a tu informe de crédito. Asegúrate de que la persona tiene un buen historial y se puede contar con ella para hacer los pagos a tiempo. Para un mayor impulso, pide ser añadido a la tarjeta con el mayor crédito disponible y la deuda más baja, pero debes aceptar no utilizarla.

Tarjetas de crédito prepagadas

Si no confías en ti mismo con el acceso al crédito, una tarjeta de crédito prepagada puede mejorar tu puntuación de crédito. Con una tarjeta prepagada lo que tienes que hacer es cargarle una suma de dinero –que sería tu crédito disponible- para utilizarla en la compra de productos o pago de servicios, y una vez que agotas esa cantidad tu saldo es cero y ya no podrás usarla hasta recargarla o adquirir una nueva. A diferencia de las tarjetas de crédito regulares, no se puede utilizar más dinero del crédito disponible que ya has puesto.

Esto puede ser una buena manera de establecer un buen historial crediticio al hacer pagos a tiempo para construir tu calificación sin la tentación de gastar más de lo que tienes.

Ver más: ¿Qué son las tarjetas prepagadas?

Pedir un préstamo

Incluso si no necesitas pedir un préstamo, puedes sacar uno. Tienes los fondos depositados en tu cuenta y haces pagos a tiempo para aumentar tu calificación de crédito. Puedes solicitar un préstamo con garantía hipotecaria o préstamo con garantía automotriz. Tendrás que pagar una pequeña cantidad de las tasas de interés, pero la construcción de un buen historial te puede ahorrar mucho dinero en el largo plazo.

Efectuar pagos dentro del plazo

Si tienes préstamos de estudiante u otros préstamos personales, debes hacer los pagos a tiempo para construir tu historial crediticio. Trata de establecer pagos automáticos para asegurarte de que nunca tengas ningún pago atrasado ​​o impagos.

Si por el contrario quieres seguir usando tus tarjetas de crédito sin dañar tu historial, aprende a usarlas correctamente descargando nuestra Guía Práctica: Aprende A Usar Tus Tarjetas De Crédito.