Cómo hacer un presupuesto

Como hacer un presupuesto

La elaboración de presupuesto puede ser una tarea desalentadora, pero no hay razón para dejarse intimidar por este proceso. Una vez que hayas establecido un presupuesto podrás ver fácilmente a dónde va tu dinero y cuánto te queda para ahorrar y gastar. Sólo tienes que seguir estos siete sencillos pasos para elaborar un presupuesto.

¿Qué necesitas?

Calculadora, recibo de ingresos, lista de gastos, lápiz y papel (o una hoja de Excel).

¿Cómo hacerlo?

Determinar tu ingreso

Para aprender cómo hacer un presupuesto lo primero que necesitas saber es la cantidad de dinero que tienes cada mes para cubrir tus gastos. Esto lo logras simplemente determinando cuál es tu sueldo y si tienes otras fuentes de ingresos fijos. Si tienes un ingreso variable, tendrás que establecer un estilo diferente de presupuesto y aprender a manejar tu rendimiento irregular con cuidado. Para esto puedes leer ¿Qué tipo de presupuesto se adapta a ti?

Determinar los gastos fijos

Tus gastos fijos son esos elementos que no van a cambiar mes a mes. Estos pueden incluir el alquiler, el pago del automóvil, el seguro, la factura de electricidad y otros servicios. No debemos olvidar los gastos fijos anuales y también debemos incluir los ahorros en esta categoría; lo ideal es poner por lo menos el diez por ciento de tus ingresos en ahorros cada mes.

Ver ¿Cómo ahorrar el 10% de tu sueldo?

Determina tus gastos variables

El próximo paso para la elaboración de presupuesto es determinar la cantidad que gastas al mes en egresos variables. Estos artículos pueden incluir compras, salir a comer, ropa y entretenimiento. Éstos se consideran variables ya que se puede reducir la cantidad que gastamos en estas categorías si es necesario. Puedes determinar estos gastos mediante la revisión de los últimos tres últimos estados de cuenta o el registro de gastos en caso de que lleves uno. Asegúrate de estar incluyendo gastos estacionales para planear tu presupuesto.

Asigna tus categorías

Las dos columnas base deben ser ingresos y gastos de forma que puedas obtener un balance. Luego, deberás asignar una categoría a cada uno: ingresos fijos, ingresos extra, gastos fijos, gastos variables, deudas y ahorros. Si deseas ser más detallado, puedes incluir subcategorías dentro de estas categorías. Por ejemplo, en gastos fijos detallar cada uno de tus gastos o servicios fijos del mes. En gastos variables establecer “entretenimiento”, “compras”, etc.

Continúa leyendo: Cómo estructurar un presupuesto

Compara tus gastos versus tus ingresos

Lo ideal es crear un presupuesto personal donde los gastos sean menores a los ingresos. Si asignas cada peso a un lugar específico, esto se llama un presupuesto “cero”. Si tus cantidades no coinciden tendrás que ajustar en consecuencia; es posible que tengas que reducir significativamente o eliminar algunos de tus gastos variables y revisar los gastos fijos, o buscar otras fuentes de ingreso extra.

Ver 5 formas de saber si estás gastando más de lo que ganas

Evaluar tu presupuesto

Después de haber seguido tu presupuesto durante un mes, es posible que se pueda recortar en algunas áreas mientras que necesitas más dinero en otras. Debes seguir ajustando tu presupuesto hasta que funcione bien para ti. Puedes hacer esta evaluación al final de cada mes y hacer cambios de acuerdo a los gastos en el próximo mes.

Ver Cómo evaluar un presupuesto personal

Consejos:

Que tu presupuesto empiece a funcionar puede tomar tiempo. Si tienes problemas para seguirlo, es posible que desees seguir estas 5 formas de seguir un presupuesto personal sin salirse.

Cómo hacer un presupuesto es sólo uno de los pasos que puedes tomar para comenzar a limpiar tus finanzas hoy. A medida que vayas mejor con tu presupuesto, es importante mantener tus gastos, facturas y metas de ahorro en equilibrio. Para ello se pueden buscar nuevas maneras de ahorrar dinero cada mes. Prueba con estos métodos:

¿No puedes ahorrar dinero? ¿Tus deudas no permiten que tu presupuesto personal funcione? Ingresa al Programa Respaldo y liquida tus deudas con hasta 80% de descuento. ¡Recupera tu tranquilidad ahora!