Cómo evitar cargos en las tarjetas de crédito

dos_315

Tus deudas de tarjetas de crédito pueden ser más grandes debido a ciertos cargos por mora, intereses, y otros. Evita cargos innecesarios y paga menos por tus tarjetas.

Uno de los correctos usos de las tarjetas de crédito es saber manejar los costos que implica. Como hemos repetido en varias ocasiones, el dinero no es gratis, es un préstamo que debes pagar y que puede resultar mucho más caro que lo que en realidad es debido a ciertos cargos que cobran los acreedores por el uso de las tarjetas.

En este artículo te damos algunos consejos para evitar algunos cargos tarjeta de crédito y mantener así tus deudas bajo control.

Escoge tarjetas que no cobren tasas anuales

Existen múltiples productos de crédito en el mercado financiero. Escoge una tarjeta que no cobre comisión anual, o al menos que sea la más baja del mercado.

Calcula el Costo Anual Total (CAT) de tus tarjetas aquí.

Paga el saldo total cada mes

Para evitar cargos por intereses en los consumos con tu tarjeta de crédito, paga el total consumido al cierre del mes. Recuerda que si te dedicas a realizar sólo los pagos mínimos, estarás destinando tu dinero al pago de intereses y no a la reducción de la deuda.

Continúa leyendo ¿Pagar el mínimo de la tarjeta de crédito?

Escoge la menor tasa de interés

Cuando se trata de solicitar una tarjeta de crédito, infórmate acerca de las tasas de interés, comisiones, etc. y elije la que cobre la menor tasa del mercado.

En la página de la Condusef o del Banco de México puedes consultar los productos de financiamiento más caros y más baratos del mercado.

Continúa leyendo ¿Cómo saber cuál tarjeta de crédito me conviene más?

Paga antes de la fecha de vencimiento

Sea cual sea tu estrategia de pago de tus tarjetas de crédito, que pagues el mínimo, más del mínimo o el saldo total, paga con anticipación para evitar cargos moratorios. Para esto, registra las fechas de pago de cada una de tus tarjetas y colócalo en un lugar visible para recordar tus obligaciones. También puedes programar pagos automáticos para no tener que preocuparte por los pagos.

Si llevas un presupuesto, será más fácil llevar el control de tus pagos, pero procura revisarlo para que no se te pasen las fechas por alto.

Cuidado con la transferencia de saldos

La transferencia de saldos generalmente permite una posibilidad de ahorro a través de la reducción de la tasa de interés. Pero asegúrate de que la tarjeta a la que trasladas la deuda tenga en realidad una tasa de interés más baja que la que presenta la deuda.

Incluso las que ofrecen una tasa promocional del 0% pueden salirte más caras después que pase el período de promoción, donde posiblemente el cargo a tarjeta de crédito sea mayor.

Ver Todo lo que debes saber acerca de la transferencia de saldos

No retires efectivo

Por realizar avances de efectivo con tus tarjetas de crédito en cajeros automáticos los bancos cobran una comisión por la transacción. El crédito no es dinero en efectivo, procura no realizar esta acción y te evitarás el cargo de las comisiones.

Cuidado con los estados de cuenta

Algunos bancos cobran comisiones por la descarga de estados de cuenta de tu tarjeta de crédito. Espera que te llegue la factura mensual y consérvala para no tener que emitir nuevos estados de cuenta y tener que pagar por ellos. De todas formas recomendamos informarte previamente con el emisor de tu tarjeta sobre estos cargos para estar seguro.

No conviertas tus tarjetas de crédito en un dolor de cabeza. Si evitas penalizaciones por el uso de tus tarjetas, seleccionas un producto con una baja tasa de interés y te informas acerca de todas las condiciones y conceptos por los que puede cobrarte tu acreedor, podrás mantener tus finanzas bajo control.

Para más información sobre el uso adecuado de las tarjetas de crédito, ventajas, desventajas, cargos y otros conceptos visita nuestra sección TARJETAS DE CRÉDITO en el blog.