Cómo enfrentar un despido laboral

fotonoticia_20151027111946_800

Lidiar con las emociones y salir adelante es un gran desafío. Aprende cómo enfrentar un despido laboral en este post.

Quedarse sin empleo es como un duelo. Es una situación frustrante, estresante y dolorosa que no sólo afecta la vida profesional sino la personal, ya que interfiere en aspectos importantes como la salud y la familia.

Sobre todo si eres el sostén del hogar, un despido laboral podría significar un gran impacto en la economía familiar tras la pérdida de la única fuente de sustento. ¿Cómo cubrirás los gastos básicos?, ¿cómo pagarás tus deudas? Estas interrogantes se suman a la ansiedad por el futuro ante un panorama borroso.

Por si fuera poco, ser despedido implica más que consecuencias económicas. Lo más difícil es recuperarse emocionalmente, recuperar la autoestima. Especialistas de recursos humanos aseguran que aun cuando una persona estaba buscando salir de una relación laboral desagradable, se molestan si son despedidas. En otros casos, cuando el trabajador es despedido por recorte de personal se asoman los sentimientos de culpa ¿por qué te despidieron a ti y no a tu compañero?

Ante este gran desafío que a algunas personas por bien o por mal les toca vivir, les dejamos algunos consejos que les ayudarán a saber cómo enfrentar un despido laboral.

Negociar un paquete de indemnización

Es común que el empleador insista en hacer pasar el despido como una renuncia voluntaria para evitar el pago de liquidaciones. En este caso es recomendable ser “agradablemente persistente” con el empleador. Recuérdale que eres es el principal sostén de tu hogar y 3 hijos, y que realmente vas a necesitar ayuda.

Maneja tus emociones

Muchas personas reaccionan ante un despido laboral con un cúmulo de emociones como pánico, depresión y rabia.

Debes ser inteligente y aprender a manejar tus emociones, así que tómate el tiempo para calmarte. Debes saber que tus acciones pueden traer consecuencias negativas. Tómate un par de días antes de difundir la noticia y arma una buena historia.

Quítate el sentimiento de culpa

Absorber el golpe de un despido no es fácil para nadie, ni siquiera para una persona que estaba pensando en renunciar. Empiezan a aparecer sentimientos de culpa, cuando la mayoría los despidos ocurren porque las empresas toman la decisión de restructurarse.

Puedes preguntar a tus antiguos jefes cómo ven tu desempeño profesional, cuáles son tus áreas de oportunidad y qué aspectos debes trabajar más. Lo importante es que manejes adecuadamente esta información para tu crecimiento personal y profesional.

No te aísles

Sentir vergüenza o temor a lo que vaya a pensar la familia de ti es natural, pero debes buscar apoyo en tus seres queridos para superar juntos la crisis. Sin embargo, algunos expertos recomiendan que no hables de la noticia fuera de tu círculo familiar íntimo hasta recuperarte emocionalmente.

No hables mal de la empresa

Deja de lado los sentimientos negativos. Hablar mal de la empresa que te despidió solo puede causar una mala impresión para otros empleadores que consideren contratarte, quedarás mal ante ellos y perderás oportunidades de ser contratado nuevamente.

Replantea tus ambiciones

Pese a que un despido laboral puede ser una terrible noticia, puede significar una gran oportunidad para replantear tus metas y ambiciones. Imagina tu futuro y pregúntate dónde quieres estar en un año, qué quieres estar haciendo en los próximos 5 o 10 años.

Haz una lista de 25 logros personales y/o profesionales. Luego reduce la lista a siete y clasifícalos de acuerdo al nivel de emoción que te causen. Eso te ayudará a aclarar tus ambiciones, sueños y deseos.

Ponte manos a la obra

Una vez que sepas lo que quieres, empieza a trabajar por conseguirlo. Avisa a tus contactos que estás buscando trabajo en determinada área, cuanto más específico seas acerca de tus planes mejor. Regístrate en bolsas de empleo y utiliza las redes sociales como LinkedIn y Facebook para ayudarte con tus amigos y contactos a encontrar algo.

Utilizar diálogos como “Estoy buscando un puesto en administración, ¿conoces a alguien que esté contratando?” o “Estoy interesado en oportunidades como freelance. Quiero saber si alguien en tu red necesita ayuda con su contabilidad”, funcionan muy bien para generar empatía.

Mientras encuentras un nuevo empleo, no te cierres a realizar consultorías externas o trabajos por proyectos para que no te quedes sin ingresos.

Cómo enfrentar un despido laboral depende de ti, sólo tú puedes tomar la decisión de recuperarte y salir adelante. Si tienes un fondo de emergencia del cual hemos hablado para cubrir algunos meses de tu sueldo, tendrás una preocupación menos. Si no, debes buscar otra fuente de ingresos.

¿Te despidieron y no puedes pagar tus deudas? Desarrollamos un programa para que liquides tus deudas de tarjetas de crédito o tiendas departamentales hasta con un 80% de descuento. Conoce más de nuestro Programa Respaldo y recibe asesoría financiera gratis llenando la forma de contacto aquí.