¿Buscando recortar gastos? ¡Estos no!

Recortar gastos

Si estás trabajando en recortar gastos, estas son 6 cosas que no son negociables en tu presupuesto.

Hay cientos de maneras de reducir gastos en casi todos los aspectos de un presupuesto, pero algunas cosas no son negociables. Hay necesidades que, aunque a veces son bastante costosas, son realmente necesarias para que podamos vivir una vida digna, saludable y satisfactoria. ¿Cuáles son? Echa un vistazo a estos seis gastos que nunca se deben cortar, y algunas de las áreas en las que simplemente puedes ahorrar.

Cuidado de la salud

En primer lugar es fundamental contar con un seguro de salud. Aparte de eso, cuando estás enfermo o necesitas atención médica deseas la mejor atención que puedas recibir. Algunos de los medicamentos que nos recetan pueden ser caros, también los mejores médicos, pero el seguro puede reducir en gran medida esos costos. Nunca debes escatimar en los gastos de salud o podría salirte muy caro, así como tampoco debes dejar de pagar la cobertura para recortar gastos sólo porque eres generalmente sano o no crees que vas a caer enfermo pronto.

Higiene y cuidado personal

Jabón, champú, pasta de dientes y artículos de cuidado personal están fácilmente disponibles en casi todos los lugares y no cuestan mucho dinero. Lo cual es raro, porque un montón de gente no parece utilizar cualquiera de estos productos por tratar de ahorrar.

Si eres una de esas personas que le gusta quejarse del costo de los productos de higiene personal y, por tanto, usar eso como su excusa para escatimar en sí mismo constantemente, te alegrará saber que este es un gasto que se puede maniobrar.

Ya sabemos que es importante cuidar nuestra salud, después de todo sin ella no podemos trabajar para ganar dinero, y la higiene es una parte esencial de la salud. Sin embargo, algunas marcas locales o tiendas departamentales tienen buenas ofertas en este tipo de productos. Por no hablar de que siempre hay cupones disponibles para los productos de higiene que pueden ayudar a reducir el costo de estos artículos.

Ver Cómo reducir gastos para ahorrar más

Seguridad personal

La mayoría de nosotros practica constantemente la seguridad personal. Tratamos de evitar los accidentes de automóvil mirando a ambos lados al cruzar la calle y nunca corremos con las tijeras. Estas son decisiones subconscientes que no cuestan un centavo, por lo que es posible que te estés preguntando cómo te cuesta dinero la seguridad personal.

Cuando estás corto de dinero y necesitas un vehículo de bajo costo, la elección de un coche barato puede parecer una opción ideal. Es cierto que hay veces que las limitaciones financieras requieren este tipo de decisiones, pero casi siempre te arrepentirás en el largo plazo. En lugar de centrarte en la reducción de gastos y ahorrarte algo de dinero en la compra de un auto barato, es recomendable ahorrar en otras áreas y aflojar los cordones de la bolsa un poco más para que puedas comprar un vehículo que te protegerá, en vez de comprar uno que se está cayendo a pedazos.

La comida sana

Es cierto, la comida es cara, sobre todo las cosas saludables, pero no deberías estar haciendo recortes en tu presupuesto que impliquen la reducción de comida saludable por algo menos costoso como comida congelada o comida chatarra.

Está bien disfrutar de estos alimentos de vez en cuando, pero la mayoría de los alimentos que consumes deben ser frescos y nutritivos. Te debes a ti mismo – y a tu longevidad- comer sano.

Ver 6 Consejos para ahorrar dinero en la compra de alimentos

Seguro del auto

Si estás pensando eliminar tu seguro de auto para reducir gastos sólo porque no conduces muy a menudo o muy lejos, estarás en problemas si tienes la desafortunada suerte de tener un accidente. Un seguro de auto protege tu automóvil contra distintos riesgos y también te protege a ti en caso de estar en un accidente, como es el caso de la póliza de responsabilidad civil contra daños a terceros, robo, daños materiales, protección legal, entre otros. Hay diferentes tipos de pólizas, sólo debes encontrar la que mejor te funcione. Utiliza este simulador de seguros de automóviles.

Ver ¿Qué debes tomar en cuenta al elegir tu seguro de auto?

El pago de la deuda

Si ya estás contando centavos porque estás en la deuda, te puede ser fácil ponerla a un lado y tratar de olvidarte de ella, ¿por qué preocuparse por ello verdad? Incorrecto.

Tienes varias opciones para mantenerte en el camino, pero es posible que puedas recortar gastos menos importantes de tu presupuesto en vez de dejar de hacer tus pagos. El problema con la deuda es que nunca va a desaparecer, y es tu responsabilidad pagar por el dinero que has tomado prestado. Si actúas como si no existiera, te seguirá a todas partes como una nube negra por el resto de tu vida.

Ver 4 Cuentas que no puedes dejar de pagar aunque tengas deudas

Si tienes problemas de dinero, busca áreas en tu presupuesto que puedas eliminar, como el plan de televisión por cable o la suscripción al gimnasio. También busca recortar gastos menos importantes como los gastos de entretenimiento. De esta manera no estarás poniendo en riesgo tu seguridad, tu salud ni tu vida.

¿Tienes deudas en tus tarjetas de crédito que no puedes pagar? Ingresa al Programa Respaldo y consigue pagar hasta 80% menos del total de tu deuda.