Boda y deudas: Vive tu sueño, ¡Que no sea una pesadilla!

matrimonio, deuda, boda, presupuesto, wedding planner, préstamos, crédito

La vida es un viaje donde, cada ciertos pasos, suceden grandes momentos que nos transforman, amplían nuestro panorama de oportunidades y traen consigo nuevas responsabilidades, retos y personas.

El matrimonio es uno de estos momentos, siendo para gran parte de la gente un eje sobre el cual se planifica una vida entera con la persona que mejor nos complementa en todos los sentidos; sin embargo y dada su importancia, el matrimonio requiere una preparación considerable por parte de la pareja y sus familias, la cual puede tener un impacto importante sobre las finanzas familiares.

Por ello, muchas parejas se encuentran con problemas de deudas y falta de liquidez tras el día de la boda, causadas principalmente por una mala planeación financiera frente a este acontecimiento; si estás decidido(a) a no pasar por esto y en hacer de tu gran día un sueño hecho realidad y no una pesadilla financiera, ¡sigue estos consejos!

Planea con tiempo

Según los expertos, las bodas deben planearse con mínimo 8 meses de anticipación comenzando con un análisis en pareja y una lluvia de ideas que permita establecer con claridad el tipo de boda que desea celebrarse, definiendo el tamaño de la fiesta, número de invitados, la dinámica de las celebraciones y el destino para la luna de miel.

Considera contratar a un wedding planner

Evaluar costos, opciones, reservaciones, invitaciones, tiempos y lugares es una tarea titánica para una pareja que ya cuenta con ocupaciones profesionales. En lugar de tomar la tarea tú mismo y agregarle estrés a tu rutina diaria, es recomendable que delegues la tarea a un especialista cuyo trabajo sea la planeación de bodas, un wedding planners.

Los wedding planners cuentan con la experiencia y las conexiones necesarias para asegurarte a ti el mejor rendimiento posible sobre el presupuesto de la boda.

Invita sólo a las personas más importantes para la pareja

Uno de los momentos más felices de tu vida debería compartirse sólo con las personas que juegan un papel importante en ésta. Por ello, reflexiona muy bien sobre las personas con las que quieres compartir tu boda, pues a mayor cantidad de invitados, mayores serán los costos por cubrir. En este punto también se define si la boda será civil y religiosa o sólo se tomará en cuenta una de estas celebraciones.

Define primero el lugar de la celebración y recepción

Uno de los mayores costos de la boda lo representa el lugar donde se llevará a cabo la fiesta, por lo que vale la pena decidir primero esta inversión, ya que definirá muchos de los costos posteriores. Procura darle el máximo aprovechamiento posible al lugar y elegir un espacio que te dé exactamente el ambiente que sueñas para ese momento.

Determinar un presupuesto limitado y responsabilidades

Desde la etapa inicial de la planeación debes definir un presupuesto límite para toda la boda, incluyendo los costos de la luna de miel. En México, el rango más frecuente para este presupuesto arranca en los 80 mil y asciende hasta 440 mil pesos en total; en promedio, los mexicanos dividen este presupuesto dedicándole un 51% a la recepción, 28% a la luna de miel, 11% a la celebración religiosa y 10% a la civil.

Otro aspecto de importancia es definir quién será responsable sobre este presupuesto. En muchas ocasiones los novios toman la responsabilidad financiera completa sobre la boda, pero también es muy común que una o ambas familias cooperen en el presupuesto. También pueden haber padrinos que se encarguen de algunos costos específicos.

Asiste a exposiciones sobre bodas

En este tipo de eventos podrás encontrar muchas ofertas y opciones excelentes a precios más bajos de lo usual, por lo que visitarlo en compañía de tu pareja y wedding planner será una excelente idea.

Mucho cuidado con pedir préstamos y abusar del crédito

Los préstamos financieros deben ser tu última opción posible, al igual que el usar de más tu tarjeta de crédito para realizar los pagos. Recuerda que tras la luna de miel te encontrarás con la responsabilidad de comenzar una vida juntos, lo cual demandará más inversiones, responsabilidades y presiones.

¿Ya sabes dónde van a vivir?

Considera desde ya el aspecto de la vivienda que compartirás con tu pareja, un aspecto para comenzar a forjar tu propio patrimonio y no tener que depender más de tus padres.

Apégate al plan

En cada aspecto de la boda existirán muchas opciones de personalización que buscarán venderte y que, seguramente, representarán un costo mayor a lo esperado. Por ello, recuerda limitarte al presupuesto que habías establecido y asesorarte siempre con tu wedding planner si de decidir precios o paquetes se trata.

¿Qué costos debe cubrir el presupuesto de la boda?

  • Boda Civil
  • Ceremonia Religiosa
  • El salón
  • Cena de Recepción
  • Música
  • Fotografía
  • Decoración de iglesia y salón
  • Invitaciones (diseño, impresión y entrega)
  • Ropa de la Novia
  • Ropa del Novio

De verdad esperamos que estos consejos te sean de gran ayuda para prepararte ante uno de los momentos más importantes de tu vida y alistes cada detalle para que lo vivas tal como lo soñaste.

Por último, recuerda que antes de embarcarte en la misión de preparar tu boda, es más que recomendable liberarte de tus deudas, un proyecto en el cual podemos apoyarte con soluciones de negociación garantizadas y certificadas ante la Condusef. ¡Contáctanos y Conócelos!

Fuentes

https://www.finanzaspracticas.com.mx/finanzas-personales/etapas-de-la-vida/matrimonio/como-hacer-un-presupuesto-de-bodas

https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/1044708.que-el-amor-no-le-deje-deudas-de-por-vida.html

http://expansion.mx/especiales/2013/02/14/boda-planeacion-financiera-felicidad

http://www.elfinanciero.com.mx/mis-finanzas/wedding-planner-para-tu-boda.html

 

Etiquetas: