8 actitudes de un buen ahorrador

large_shutterstock_244927942

Todos sabemos lo importante que es ahorrar dinero, pero ¿cómo convertirse en un buen ahorrador? A veces tener la intención de guardar dinero no es suficiente, es importante desarrollar una serie de actitudes y aptitudes que nos permitan alcanzar las metas y superar las tentaciones.

Echa un vistazo a estas 8 actitudes que debes desarrollar y poner en práctica para convertirte en un mejor ahorrador.

Todo buen ahorrador:

Tiene sus objetivos claros

La clave del ahorro es establecer objetivos claros que te permitan mantener la motivación y rechazar oportunidades de gasto que no se ajustan a tus objetivos. Antes de guardar un peso, piensa para qué quieres ahorrar dinero, cuánto necesitas y en cuánto tiempo puedes lograrlo.

Ver Cómo establecer un objetivo de ahorro en 5 pasos

Es consistente

Si sólo ahorras cuando se puede, siempre encontrarás excusas para no hacerlo. Un buen ahorrador decide la cantidad que ahorrará cada mes en base a su presupuesto y es constante con este ahorro. Apegarse al presupuesto es una buena manera de ser consistentes con el ahorro, sólo debes descubrir los métodos que mejor se adapten a ti y que te resulten fácil seguir.

Es positivo

Los sentimientos de incomodidad y frustración son frecuentes cuando se rechaza una buena oferta o cuando se piensa que nunca se llegará a la meta. Un buen ahorrador elimina la negatividad de su vida y es positivo respecto a sus objetivos; entiende que sacrificar un placer temporal por un logro mayor a largo plazo vale la pena.

Toma decisiones inteligentes

Las decisiones precipitadas no son amigas del ahorro. Si tus metas son lo suficientemente claras, no debe ser un problema tomar una decisión racional en lugar de ceder ante la tentación de comprar algo que al final no deseas o no vas a utilizar. Elige el momento, el lugar y la oportunidad que sí se adapte a tus objetivos.

Ver Cómo tomar buenas decisiones financieras

Convierte sus metas en una prioridad

En lugar de guardar lo que queda después de pagar sus facturas mensuales o hacer algunas compras adicionales, tratan a su cuenta de ahorros como su propio proyecto de ley. Págate a ti primero y estarás contribuyendo de manera constante a tus ahorros. Luego, con lo que te queda entonces puedes hacer algunas compras o preocuparte por otros gastos. Estas es una de las mejores formas de ahorrar dinero.

Separa sus cuentas

Un buen ahorrador tiene sus cuentas separadas. Si tus cuentas corrientes y de ahorro están directamente vinculadas, podrías estar tentado a hacer un retiro cuando no es realmente necesario. Considera tener una cuenta separada que tome automáticamente una cantidad fija mensual de tu cuenta corriente a tu cuenta de ahorros y asegúrate de que no estén vinculadas ni a la tarjeta de débito ni, de ser posible, a la cuenta en línea donde puedas transferir el dinero fácilmente.

Si los ahorros no son fácilmente accesibles, será menos probable que “los toques” y así podrán crecer más rápido.

Guarda para lo que necesita

Ya sea que quieras viajar, comprar una computadora o un carro, hasta las metas a corto plazo ameritan un plan de ahorro. Un buen ahorrador guarda para todo lo que necesita y planifica para obtenerlo en vez de recurrir a su tarjeta de crédito o a un préstamo.

No solo el fondo de emergencia es importante, las otras metas de ahorro también lo son y no podemos dejarlas a un lado. Divide tus ahorros para supervisar tu progreso hacia cada meta para que tengas conocimiento de dónde estás parado.

Es inteligente con las deudas

Si bien es importante ahorrar dinero, es igual de importante estar libre de deudas. No sobre-ahorres a expensas de alguna cuenta pendiente. En vez de destinar todo tu dinero al fondo de ahorros de emergencia, encuentra un buen equilibrio en tus metas de ahorro y asegúrate que el pago de deudas sea una de ellas.

Toma buenas decisiones y sé inteligente con tus deudas. Ingresa al Programa Respaldo ahora. En nuestro programa de reparación de deudas diseñamos un plan de pago adaptado a tus posibilidades y negociamos tu deuda hasta un 80% de descuento.

¡Contáctanos y recibe asesoría gratis!