7 hábitos que deberás cambiar para salir de deudas

salir de deudas

Deber se ha vuelto parte del estilo de vida de hoy. Pero no te agobies, te contaremos cuáles son los hábitos que debes mejorar para salir de deudas.

Llevar nuestras propias finanzas muchas veces puede ser un problema debido a que no siempre sabemos cómo tomar las decisiones correctas respecto al dinero, y adoptamos hábitos que perjudican nuestra estabilidad económica trayendo consigo las temidas deudas. ¡Pero calma! Tener deudas tampoco es el fin del mundo. Te enumeramos 7 hábitos que deberás reemplazar por hábitos financieros saludables que te ayudarán a salir de deudas y aprender a ahorrar.

Imaginamos que cada hábito corresponde a un personaje, así pues, ¿con cuántos de estos personajes te identificas?

Flash: Gasta hasta el último centavo tan pronto como le pagaron

Es impulsivo y no prioriza gastos. Suele gastar demasiado dinero en cosas que no son importantes y deja las verdaderamente prioritarias de lado, viéndose muchas veces en la obligación de pedir préstamos que lo dejan en un aprieto un más grande.

Si eres impulsivo como Flash, tu nuevo hábito será hacer un plan de gastos mensual y priorizarlos. Evalúa si tus ingresos son suficientes o debes prescindir de algunos gastos para pagar deudas. ¡A veces es necesario un poco de sacrificio!

Ricky Ricón: No gana como rico, pero gasta como uno

¿Muy común, cierto? Este personaje cree que los lujos que desea están a su alcance y no se mide a la hora de gastar el dinero. No pensar en el mañana es algo que lo caracteriza.

Si te identificas con él, significa que deberás adoptar el hábito de planificar tu futuro financiero a corto y mediano plazo, así como aprender a ahorrar. Verás que con un buen plan para salir de deudas, después vendrán los lujos.

Ver más: ¿Cómo ahorrar dinero un rico?

El temerario: Las contingencias no tienen cabida para él

Se cree invencible, no le parece importante guardar un poco de dinero para momentos de emergencia.

Si eres temerario, tu nuevo hábito será guardar un porcentaje de tus ingresos mensuales en un fondo para emergencias, de modo que puedas contar con dinero suficiente para cubrir contingencias y eventos inesperados. Ver: ¿Cuánto dinero necesito en mi fondo de emergencia?

Don regalón: Su personalidad de generoso perjudica sus finanzas

Por supuesto es el amigo de todos y no se mide a la hora de regalar algo a sus amigos y familia. Si bien la generosidad es un valor importantísimo que retribuye en muchos aspectos, debemos ser conscientes hasta dónde podemos permitirnos gastar en los demás.

Si te identificas por ser Don Regalón, intenta ser más consciente sobre tus ingresos y limítate a gastar sólo en lo necesario, de este modo no te quedarás sin dinero para cuando realmente lo necesites. Recuerda pensar primero en tus prioridades.

Dory: Compra y luego se olvida de cuánto dinero ha gastado

No es consciente de sus gastos. Compra compulsivamente y luego se olvida de cuánto dinero ha gastado (y en qué), hasta que le toca el pago de deudas.

Para cambiar esto, en primer lugar debes pensar más racionalmente a la hora de gastar e identificar aquellos gastos que no son necesarios. Asimismo, crea el hábito de revisar semanalmente tus gastos, esto puedes hacerlo fácilmente a través de tu cuenta bancaria vía online.

El coleccionista: Ya tiene que pagar deudas y, sin embargo, sigue endeudándose

Es aquel que no aprende de sus errores y sigue adquiriendo nuevas deudas. El coleccionista es ese que jamás baja las tarjetas de crédito ni se preocupa por las deudas.

Para cambiar este mal hábito y pagar deudas, intenta buscar nuevas formas de obtener ingresos y ve liquidando las deudas a partir de las más antiguas. Una forma de dejar de adquirir más deudas es reflexionando sobre aquellos gastos que no son necesarios y eliminándolos de nuestra vida, al menos hasta que estemos en la capacidad de pagarlos. Ver también: Cómo dejar de adquirir nuevas deudas

Don Ramón: No le da importancia a sus deudas

No le da importancia a sus deudas. No importa cuántas veces le cobren, ni cuán antiguas sean sus deudas, simplemente no le quita el sueño.

Si eres como Don Ramón deberás entender cuán peligroso es no dar cara a las deudas. No sólo seguirás recibiendo insistentes llamadas de cobranza, sino que caerás en una espiral de deudas peligrosa de la que podrá ser muy difícil salir. Tus relaciones personales, familiares y tu empleo pueden verse seriamente afectados.

El primer paso es reconocer el error. Ahora, para pagar deudas deberás organizarte con un plan de gastos, reestructurar tus ingresos e ir pagando poco a poco de forma mensual.

Si te identificaste con uno o más de estos personajes con malos hábitos financieros, es hora de cambiar. Nuestras recomendaciones te ayudarán a mejorar tu manera de manejar tus finanzas para que tengas la posibilidad de salir de deudas. Pero si tus problemas de endeudamiento van más allá y no logras solucionarlos, cuentas con nosotros para brindarte el respaldo que necesitas. Contáctanos y recibe asesoría legal y financiera para ayudarte a diseñar un plan a tu medida que te ayude a recuperar tu tranquilidad y la de los tuyos.

Etiquetas:
,