7 consejos para tu plan de retiro

Parece muy lejano el día de tu jubilación. Aunque ya hayas alcanzado una edad avanzada, es difícil pensar que será posible subsistir con el dinero que brinda el seguro social al momento de la jubilación.

consejos,siete,plan,retiro,jubliación,vejez,adultez,trabajo,fondos,

En México, el porcentaje de dinero que se otorga no es muy alto; sobre todo para aquellas personas que estaban acostumbradas a llevar un nivel de vida más alto.

Sin embargo, hay muchas medidas que puedes tomar desde ahorita para asegurar que, durante los años de tu jubilación, no te faltará nada y llevarás el nivel de vida que realmente deseas.

A continuación, te damos a conocer algunas de ellas:

Comenzar ya 

Cuanto antes comiences tu fondo de ahorros para el retiro, mejor.

Si eres joven y apenas llevas poco tiempo en tu vida laboral, puedes ir destinando pequeñas cantidades mensuales a tu fondo de ahorros. Tienes aún mucho tiempo por delante, así que las cantidades modestas serán de gran ayuda, siempre y cuando abones constantemente.

No a las deudas 

Evita, en la manera de lo posible, comprar cosas que no puedas pagar en un periodo menor a un año. A menos de que se trate de un bien mayor, como una casa o un automóvil; no deberías de endeudarte.

No permitas que tus deudas te persigan hasta el día de tu retiro.

Identificar tus necesidades 

Tus gastos del futuro no serán los mismos que los del día de hoy. Piensa muy bien en las cosas que necesitarás para ese entonces, y platícalo con algún experto en el tema.

Debes de tener todo en mente.

Crear un presupuesto 

Ahora que has previsualizado todas tus necesidades, calcula cuál es el presupuesto anual que requerirán todas ellas. Entre mayores sean los márgenes, mejor.

Recuerda: más vale que sobre a que falte.

Buscar planes de retiro 

Infórmate acerca de los planes de retiro que te ofrecen los profesionales. Hay empresas que, desde el día de hoy, te ayudan a generar un plan de retiro que será verdaderamente efectivo.

Así podrás asegurarte de estar invirtiendo las cantidades correctas.

No tocar el dinero 

Al igual que todo tipo de fondo de ahorros, el dinero que éste resguarda es únicamente para el fin con el que fue creado.

No debes de utilizar ese dinero para ninguna otra cosa. Piensa a futuro, y en el futuro te lo agradecerás.

Ser propietario de bienes inmuebles 

La fórmula no tan secreta de la prosperidad de muchos adultos que ya se han jubilado, es ser dueños de algún inmueble.

Puede que sea una casa o espacio extra además del lugar en el que viven, o incluso ocurre que estas personas ponen su propia casa en renta, y utilizan una parte de ese dinero para rentar en un lugar más económico. El resto del dinero va dirigido a sus demás necesidades.

Si tienes la posibilidad de invertir desde hoy en algún bien inmueble, no dudes en hacerlo. Podría ser una fuente importante de ingresos durante el resto de tu vida.

El momento presente es tentador y engañoso. Evita dejarte llevar por aquellos gastos que te priven de ahorrar para tu futuro.

Y no, no se trata de renunciar a lo que te haga feliz hoy, por tu bienestar del día de mañana. Pero no olvides que, si sacrificas algunos lujos ahora que tienes la posibilidad de hacerlo; podrás asegurar tu estabilidad para el futuro.